Inicio » Mundo » Al menos 36 muertos y más de 5.000 bomberos movilizados por los incendios en Portugal

Al menos 36 muertos y más de 5.000 bomberos movilizados por los incendios en Portugal

EFE / VÍDEO: AGENCIA ATLAS

  • En todo el país luso hay cuatro grandes focos y decenas de fuegos de menores dimensiones repartidos entre el centro y el norte.
  • Las altas temperaturas y la escasez de lluvias están complicando la extinción.
  • El periodo crítico de incendios forestales, extendido hasta el 31 de octubre.
  • Ochenta incendios arrasan Galicia y la Xunta habla de "intencionalidad".

Incendios en Portugal

Al menos 36 personas han muerto y siete se ecuentran desaparecidas a causa de los incendios que afectan desde el domingo al centro y norte de Portugal, según el último balance "preliminar" de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC). Es una cifra "preliminar" porque hay otra posible víctima, aunque aún se está a la espera de que se confirme de forma definitiva.

La portavoz de la Autoridad Nacional de Protección Civil, Patrícia Gaspar, incidió en que no se puede hablar de balance definitivo porque siete personas siguen desaparecidas y también hay lugares, hasta ahora inaccesibles, a los que comienzan a entrar los operativos de combate a las llamas. "Hay zonas donde los medios están llegando ahora", añadió la portavoz de Protección Civil, en rueda de prensa en la que confirmó que se mantiene la "alerta roja" en el conjunto del país.

El balance de heridos por esta nueva oleada de incendios ha aumentado a 56, de los que 16 se encuentran en estado grave. Las víctimas mortales fueron halladas en los distritos de Coimbra, Guarda, Castelo Branco y Viseu, todos en el centro del país, donde se concentraron, junto con el norte, la mayoría de los más de 500 fuegos desatados este domingo.

De todos ellos, permanecen activos 50, de los que 31 fueron calificados de "importantes" por la portavoz de Protección Civil. Las altas temperaturas y las nulas precipitaciones complican las tareas y además hay cuatro grandes focos, con fuegos de menor dimensión.

Más de 4.127 bomberos combaten a esta hora las llamas apoyados por 1.289 vehículos terrestres y más de 200 militares, que se esfuerzan en proteger varias aldeas aún en riesgo. Se trata de la segunda vez que se prolonga este año el periodo crítico de incendios forestales, que usualmente concluye el 30 de septiembre.

Entre enero y septiembre de este año, han sido calcinadas en Portugal 215.988 hectáreas forestales, lo que supone un 174% más que la media de los últimos diez años, según datos del Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques.

El fuego más grave de este año se desató el pasado 17 de junio en el término municipal de Pedrógão Grande (en el centro del país), donde murieron 64 personas y más de 250 resultaron heridas.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, que ha cancelado los actos previstos en su agenda de esta semana para acompañar la situación, pidió "urgencia en actuar" contra el fuego y anunció que, una vez hayan sido estabilizados todos los incendios, se dirigirá al país. También el primer ministro, António Costa, hará una declaración sobre lo ocurrido esta misma noche, a partir de las 20.00 horas (19.00 GMT).