Inicio » Mundo » Entra en vigor en Australia la ley contra el turismo sexual de los pederastas registrados

Entra en vigor en Australia la ley contra el turismo sexual de los pederastas registrados

EFE

  • Hay registradas unas 20.000 personas que han cumplido condena por abusos sexuales de menores y están obligadas a informar de sus desplazamientos.
  • El año pasado sin embargo 800 de esos pederastas viajaron al extranjero y de ellos el 40% lo hizo sin comunicarlo.
  • La nueva regulación permite la cancelación de los pasaportes a petición de las autoridades regionales.

Australia

La nueva legislación adoptada para prevenir que miles de pederastas registrados en el país viajen al extranjero con la posibilidad de abusar sexualmente de menores entró este miércoles en vigor en Australia.

Los ministros de Asuntos Exteriores, Julie Bishop, y de Justicia, Michael Keenan, señalaron en un comunicado conjunto que "constituirá un delito federal" que los pederastas registrados salgan de Australia sin autorización de las agencias de seguridad.

"Casi 800 pederastas registrados viajaron al extranjero el año pasado y de ellos el 40% lo hizo sin informar a las autoridades. Esto se ha acabado", señalaron ambos ministros.

La nueva regulación permite la cancelación de los pasaportes de los pederastas a petición de las autoridades regionales.

La administración australiana tiene registradas a unas 20.000 personas que han cumplido condena por abusos sexuales de menores y que tienen la obligación de informar a las autoridades de sus desplazamientos.

Entre estos pederastas se encuentra Giuseppe Nicolosi, quien falleció el domingo pasado en Camboya de una enfermedad crónica cuando cumplía una condena de ocho años de cárcel por violar a una niña de cinco años en la provincia de Siem Reap en 2010.

Camboya se convirtió en la década de 1990 en uno de los destinos internacionales favoritos de los pederastas porque se aprovechaban de la corrupción y la escasa formación de la Policía y la justicia para operar con impunidad, aunque la situación empezó a cambiar en 2007 con nuevas leyes y un mayor control.