Inicio » Show » Lollapaloza 2018: Ante las quejas de los vecinos, comienza un fuerte operativo de tránsito
Este viernes arrancó el Lollapalooza Argentina, la versión XL (por primera vez durará tres días) del festival más importante de América Latina. Se estima que el evento reúna a más de 250 mil personas, que lleguen hasta el Hipódromo de San Isidro desde distintos lugares del país e incluso desde el exterior. Sumado a las múltiples denuncias de los vecinos, que los años anteriores se quejaron por ruidos, movimiento de tránsito y contaminación, el Gobierno intentará contener la preocupación por el tránsito en las áreas residenciales que preocupa a los vecinos cercanos al Hipódromo y el alto movimiento de personas: Martínez, San Isidro Centro, La Calabria y Las Carreras están en el ojo de las autoridades. Al Lollapalooza, además, hay que sumarle la celebración de San Patricio el sábado. Ante esta acumulación de personas y eventos, el Gobierno decidió poner a 120 agentes controlando la zona, ocho grúas para llevarse autos estacionados y un gran operativo para que tanto los asistentes al festival como los vecinos puedan pasar el fin de semana con tranquilidad.

Lollapaloza 2018: Ante las quejas de los vecinos, comienza un fuerte operativo de tránsito

Este viernes arrancó el Lollapalooza Argentina, la versión XL (por primera vez durará tres días) del festival más importante de América Latina. Se estima que el evento reúna a más de 250 mil personas, que lleguen hasta el Hipódromo de San Isidro desde distintos lugares del país e incluso desde el exterior.

Sumado a las múltiples denuncias de los vecinos, que los años anteriores se quejaron por ruidos, movimiento de tránsito y contaminación, el Gobierno intentará contener la preocupación por el tránsito en las áreas residenciales que preocupa a los vecinos cercanos al Hipódromo y el alto movimiento de personas: Martínez, San Isidro Centro, La Calabria y Las Carreras están en el ojo de las autoridades.

Al Lollapalooza, además, hay que sumarle la celebración de San Patricio el sábado. Ante esta acumulación de personas y eventos, el Gobierno decidió poner a 120 agentes controlando la zona, ocho grúas para llevarse autos estacionados y un gran operativo para que tanto los asistentes al festival como los vecinos puedan pasar el fin de semana con tranquilidad.