Inicio » Mundo » May visita a líderes europeos en busca de salvar el acuerdo del Brexit

May visita a líderes europeos en busca de salvar el acuerdo del Brexit

La Unión Europea (UE) rechazó este martes renegociar el acuerdo de divorcio con el Reino Unido, mientras la primera ministra británica, Theresa May, se reunió con gobernantes del bloque en busca de salvar su pacto del Brexit tras aplazar su votación en el Parlamento.
May comenzó su gira con un desayuno con el primer ministro holandés, Mark Rutte, un día después de haber cancelado la votación del acuerdo del Brexit en el Parlamento británico ante la falta de apoyo al pacto, alcanzado con la UE tras más de un año de gestiones.
Rutte no reveló nada de las conversaciones, y sólo tuiteó que mantuvo con May "un diálogo útil" sobre el Brexit.
Pero el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió que el acuerdo -casi 600 páginas de un texto vinculante y altamente técnico- no estaba abierto a una posible renegociación durante una cumbre de la UE convocada para el jueves.
Sí dijo, sin embargo, que algunos elementos del acuerdo pueden ser clarificados.
"No hay margen para una renegociación, en absoluto", declaró Juncker ante los legisladores del Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia.
Juncker, quien más tarde se reunión con May en Bruselas, agregó que "el acuerdo que logramos es el mejor posible. Es el único acuerdo posible".
"No hay margen para cambiar el acuerdo Brexit", dice la Unión Europea
Pero añadió que se puede "dar más claridad y más interpretaciones sin reabrir el acuerdo de separación".
El principal problema desde que comenzaron las conversaciones por el Brexit ha sido cómo mantener la frontera entre Irlanda del Norte, que es parte del Reino Unido, e Irlanda, un estado miembro de la UE, abierta a productos y personas.
Preocupados de que se cree una "frontera dura" con aduanas y controles, que además podría reactivar los conflictos entre republicanos y unionistas norirlandeses, la UE e Irlanda han exigido que el acuerdo incluya una "salvaguarda".
La medida, una especie de póliza de seguro, mantendrá al Reino Unido bajo las normas aduaneras de la UE hasta que ambas partes acuerden una mejor solución, y sólo se implementará si no hay un compromiso para 2020, aunque el plazo puede extenderse.
Los británicos críticos de la salvaguarda dicen que es inaceptable, por considerar que atará al Reino Unido a la UE porque no va a poder salir de la unión aduanera de manera unilateral y cerrar acuerdos comerciales con otros países.
Líderes europeos han insistido en que la salvaguarda no puede faltar en el acuerdo, pero May está segura de poder encontrar flexibilidad entre sus pares europeos.
"Tenemos la determinación común de hacer todo para no estar en la situación de tener que usar la salvaguarda algún día, pero tenemos que estar preparados", señaló Juncker.
El representante del Parlamento Europeo para las negociaciones del Brexit, Guy Verhofstadt, coincidió en que "está fuera de discusión renegociar la salvaguarda".
Si el Brexit es aprobado por el Parlamento británico, deberá ser ratificado por la eurocámara antes del 29 de marzo, día en que el Reino Unido saldrá de la UE.
Tras conversar con Rutte, la mandataria británica viajó a Berlín, donde dialogó con la canciller alemana, Angela Merkel.
Ya por la tarde, en Bruselas, se reunió con Juncker y con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y prevé viajar mañana a Irlanda.
"Lo que me han mostrado en estas reuniones es que existe una determinación compartida para lidiar con este asunto y solucionar el problema", dijo May tras su primera ronda de reuniones.
La primera ministra no aclaró si planea regresar a la Cámara de los Comunes antes de Navidad con un nuevo texto que someter a votación o esperará hasta enero.
Más temprano, el vocero del gobierno dijo que la líder conservadora llevará su plan del Brexit ante el Parlamento "antes del 21 de enero".
En Londres, los partidos de la oposición han aumentado la presión sobre el líder laborista, Jeremy Corbyn, para que convoque una moción de censura contra el gobierno.
La libra esterlina respondió ayer con una aguda caída al anuncio de que May planeaba aplazar la votación sobre el Brexit, aunque este martes moderó ese retroceso y perdió un 0,05 % frente al euro y un 0,37 % respecto al dólar.

También te puede interesar

China / Canadá

Beijing detiene a un canadiense en medio de la tensión

Estados Unidos

Trump insiste en cerrar el gobierno si no le dan los fondos para el muro

Francia

Dos muertos y once heridos por tiroteo en el centro de Estrasburgo

Notas relacionadas

Últimos videos

Ver más

Un hombre mató a cuatro personas durante una misa en una iglesia de San Pablo y se suicidó

Más leídas