Inicio » Mundo » La batalla final por el control de Trípoli estalla con el jefe de la ONU como testigo

La batalla final por el control de Trípoli estalla con el jefe de la ONU como testigo

Con la presencia del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, comenzó hoy la batalla final por el control de Trípoli y por extensión de toda Libia, que libran el mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este del país, y el gobierno sostenido por el organismo internacional en la capital del país norafricano.
El funcionario llegó a Trípoli para respaldar el plan de paz y reconciliación que promueve su enviado especial, Ghassam Saleme, visita que no impidió que hoy estallara la tensión bélica acumulada durante los últimos días.
Pasado el mediodía, la presencia del jefe de la ONU no evitó que Hafter, tutor del gobierno establecido en la ciudad oriental de Tobruk, ordenara el inicio de una operación militar cuyo objetivo, dijo, es la "liberación de Trípoli".
En un comunicado difundido a través de la radio, el mariscal pidió a las fuerzas bajo su mando "avanzar" hacia la capital y exhortó: "Ciudadanos de Trípoli, os hemos escuchado. Ha llegado el momento para una gran victoria."
Casi al tiempo que Hafter ordenaba el ataque, Fayez al Serraj, jefe del gobierno sostenido por la ONU en Trípoli, autorizó a las milicias que quedaban a su mando a atacar y bombardear las posiciones de Hafter, informó la agencia de noticias EFE.
En un comunicado difundido por la inteligencia militar, Al Serraj explicó que la medida tiene como objetivo "preservar y proteger de toda amenaza las vida de los civiles y las infraestructuras" en caso de que las tropas de Hafter ataquen.
En la misma línea, el comando central de las fuerzas armadas en la ciudad estado de Misrata, principal puerto comercial de Libia y enemiga acérrima de Hafter, acordó movilizar las tropas en ayuda de Trípoli.
En este ambiente, Guterres instó a las partes a la calma y llamó a recuperar el diálogo, para evitar una nueva espiral de violencia, y salvar el plan de paz, que incluye la convocatoria de una conferencia nacional -prevista para mediados de abril en la ciudad fronteriza de Ghadames- y la celebración de elecciones, cita a la que se resistía Hafter y que ahora parece quedar en el aire.
"Estoy muy preocupado por los movimientos militares que se producen en Libia y que elevan el riesgo de confrontación. No existe una solución militar. Solo el diálogo inter-libio puede resolver los problemas de Libia. Insto a la calma mientras me preparo para reunirme con los líderes libios", escribió Guterres en Twitter.
Una petición que fue desestimada por Ahmed al Mismari, portavoz del Ejército Nacional Libio (LNA), la milicia que lidera Hafter, quien aseguró que la operación continuará hasta "acabar con el terrorismo".

También te puede interesar

Reino Unido

La Cámara de los Comunes suspendió su debate por una gotera

Brasil / Medio Oriente

Queja de la Liga Árabe contra la posición de Bolsonaro

Turquía

La comisión electoral ordenó recontar los votos nulos en Estambul

Últimos videos

Ver más

Residentes de Calexico, ciudad fronteriza con México, opinan sobre el posible cierre de frontera

Más leídas