Inicio » Pais » Polémica por despidos de 85 contratados en el municipio de Villa Dolores

Polémica por despidos de 85 contratados en el municipio de Villa Dolores

Una polémica ha creado en Villa Dolores el despido, esta semana, de más de 80 empleados municipales contratados, algunos de ellos con más de 10 años de antigüedad.

La decisión es tomada a 45 días de las elecciones en las que fue reelecta para un nuevo período la intendente Gloria Pereyra, quien en diciembre asumirá su segunda gestión.

Mientras la mandataria afirma que los desvinculados son 85, los trabajadores afirman que son muchos más.

“Se trata de contratos no renovados, básicamente por cuestiones funcionales, nada tiene que ver con cuestiones políticas”, señaló Julio Salama, asesor letrado del municipio, en una conferencia de prensa que la intendenta y su gabinete dieron este viernes.

La intendente Gloria Pereyra aceptó que había prometido mejorar condiciones laborales a los numerosos contratados antes de la campaña política, pero destacó que el municipio recibe ahora unos cinco millones de pesos menos de coparticipación, monto que representaría un 30 por ciento del total de ese concepto.

Los funcionarios explicaron que esa situación exige drásticas medidas. También destacaron que, en algunos casos, hubo un comportamiento deficiente de los contratados.

"Perseguidos"

“Fuimos perseguidos y usados a cambio de un voto, me despidieron por teléfono después de trabajar 11e años y de obligarnos a trabajar en la campaña política a favor de la intendenta, me renovaban los contratos todos los meses, y siempre me porté bien, espero una explicación”, dijo Mariela Gauna (50), con cuatro hijos.

Los numerosos despedidos que ayer acudieron a una reunión del Concejo Deliberante afirmaron que los desvinculados son muchos más de 80, y que en algunos casos se los “marcó” por apoyar a la oposición en campaña.

“Lo que pasa es que a muchos les han dado la esperanza de volver a contratarlos, por eso no dicen nada; otros tienen parientes aún contratados” señaló Cristina Pedernera (54), despedida después de 11 años de contratos continuos.

La Municipalidad de Villa Dolores tiene unos mil empleados, de los cuales alrededor de un 25 por ciento pertenece a planta permanente. Desde diciembre de 2015 no se han efectivizado trabajadores.

Diferentes espacios políticos manifestaron su apoyo a los desvinculados. No hubo manifestaciones por parte del Sindicato de Trabajadores Municipales del Oeste (Sitram).

Gloria Pereyra, intendenta reelecta. (La Voz)
Los empleados a los que no se les renovó el contrato protestaron este viernes. (La Voz)
Gloria Pereyra, intendenta reelecta. (La Voz)