Inicio » Tecnología » Experimentan con dispositivos de realidad virtual durante el parto

Experimentan con dispositivos de realidad virtual durante el parto

Erin Martucci es una de las primeras mujeres en dar a luz utilizando un sistema de realidad virtual para aliviar el dolor durante el parto. Aún más destacable es el hecho de que es la segunda vez que lo hace.

Segundo parto, primera realidad virtual

Erin había tenido un parto rápido durante el nacimiento de su primer hijo, por lo que tenía como intención no utilizar drogas durante el segundo parto.

Sin embargo, a medida que los dolores comenzaron a aumentar fue claro que la experiencia del segundo parto sería diferente.

En ese momento el médico a cargo le ofreció un dispositivo de realidad virtual, una tecnología sobre la que la paciente tenía muy poco conocimiento. Erin pronto se encontró en un nuevo entorno, una playa, y acompañada por una voz guía que tuvo como primer objetivo calmarla.

La hija de Erin nació un par de minutos después de que el médico volviera para quitarle el dispositivo.

Tercer parto, segunda realidad virtual

Tres años después del nacimiento de su hija, Erin volvió a utilizar un dispositivo de realidad virtual durante el parto. En esta ocasión durante unos 30 minutos.

Erin señaló al respecto: "Sabes que tu cuerpo está atravesando la labor del parto, pero tienes algo en que concentrarte. Me enfoqué en lo que se me presentaba en frente durante las contracciones y la voz guía me ayudó a respirar, permanecer en control y calmada".

Experiencia

Solo un par de hospitales en los Estados Unidos tienen unidades de realidad virtual para asistir en los partos. Uno de ellos es el Centro Médico Cedars-Sinai de Los Angeles. El otro es el Greater Hudson Valley Health System de Middletown, Nueva York.

La realidad virtual está siendo estudiada como un método alternativo para el manejo del dolor. Su potencial está vinculado al modo en que afecta al cerebro, como lo distrae a través de una experiencia inmersiva.

El uso de los dispositivos depende mucho de los pacientes, si quieren exponerse a la realidad virtual durante un tiempo prolongado o utilizarla solo un momento. También se ha señalado que algunas personas podrían aburrirse o sentir nauseas por el movimiento.

Catherine-1-ht-er-191112_hpMain_16x9_992_1573836769.jpg