Inicio » 2019 » diciembre » 09

Archivos diarios: 9 diciembre, 2019

El «truco» que patentó Xiaomi para ocultar la cámara frontal en la pantalla del smartphone

Xiaomi diseñó una solución basada en el control de un grupo de píxeles para integrar la cámara bajo la pantalla del teléfono móvil de forma eficaz, que eliminaría el recurso de la muesca para alojar la cámara frontal. Los diseños de pantallas que ocupan todo el frontal del dispositivo han desplegado distintos intentos por mantener la cámara frontal sin que esta ocupe espacio ni entorpezca el uso de la pantalla. Así, el mercado cuenta con diseños con muesca (notch), la cámara perforada o incluso con el recurso un módulo retráctil. Oppo presentó en junio su solución para la pantalla completa, que pasa por una cámara integrada bajo la pantalla, un tipo de solución en la que también trabaja Xiaomi, a juzgar por su última patente hecha pública. La solución de Xiaomi muestra un conjunto de píxeles controlables, situados en el panel de la pantalla, sobre la cámara -que se encuentra bajo la pantalla-. Estos píxeles permanecen activos mientras se usa la pantalla y cuando el usuario quiere usar la cámara frontal, se desactivan para dejar pasar la luz a través de la pantalla, hasta la cámara. Xiaomi-In-Display-Camera-1.jpg Xiaomi-In-Display-Camera-2.jpg ¿Será este el Mi Mix 4?

Leer más »

Sin acuerdo: ¿a qué edad deberían los chicos tener su primer celular?

Expertos y padres no se ponen de acuerdo en la mejor edad para dar su primer teléfono a los niños: mientras que los primeros la establecen en los 16 años, la realidad es que el porcentaje de menores propietarios de un smartphone crece de forma acelerada a partir de los diez años. Según destaca la agencia Adglow, la mitad de los niños con once ya posee teléfono propio, lo que aumenta hasta el 75% para los de doce, y con catorce años ya nueve de cada diez poseen uno. Cada niño es diferente, como destaca la psicóloga y experta en adicciones tecnológicas Gabriela Paoli, y dependiendo de una serie de factores el momento en el que regalar su primer móvil varía. Paoli cree que es importante no sucumbir a la presión de los hijos, que intentarán conseguir un smartphone bajo el conocido: "¡Es que todos mis amigos lo tienen!". Tiene que ser una decisión meditada de los padres, en la que deben analizar si el niño está preparado para esta responsabilidad, como explica en un comunicado. Para saber si está preparado, hay que analizar y observar sus comportamientos, es decir, cuál es su nivel de autonomía a la hora de estudiar, de cuidar sus cosas, sus hábitos de higiene y alimentación, si es ordenado o si lee. "Si es un niño responsable, con un alto nivel de autonomía, que tiene otros intereses fuera de los dispositivos electrónicos, etc., es probable que pueda ser el momento", indica Paoli. Otro aspecto importante es preguntarse para qué necesita el móvil. Si es como medio para relacionarse, para divertirse, para interactuar con amigos o para que los padres puedan controlar dónde están los hijos. "Es clave plantearse el uso que se le va a dar al dispositivo y ver si es realmente necesario", apunta la experta. Asimismo, es conveniente que la persona que les de su primer móvil sean sus padres, "no un familiar o amigo", apunta Paoli. Ellos, además, junto con el niño, tendrán que establecer las pautas de uso correcto y responsable del móvil. "Debe quedar claro desde el primer momento en el que el niño tiene móvil es que es suyo, pero no es privado". Paoli explica que es necesario tratar temas como la privacidad, intimidad o el respeto. Por otro lado los padres tienen que elegir un dispositivo que sea adecuado y seguro para su edad. Es importante configurar con ellos el dispositivo a la vez que controlar las aplicaciones que se descargan y los perfiles en redes sociales que tengan. Por último es importante que los padres prediquen con el ejemplo, es decir, es necesario que existan momentos de desconexión digital en casa. Fomentar los momentos familiares y practicar el modo avión para asegurar la salud digital de la familia. chicos-celulares_1575901356.jpg

Leer más »

La convocatoria de la Iglesia logró un abrazo histórico entre Macri y Fernández

En un encuentro inédito para la historia argentina, el presidente saliente y el entrante se encontraron ayer para asistir a una misa en Luján. Y además, con un gesto que trasciende al hecho religioso, se abrazaron para brindarse la “señal de la paz”. Mauricio Macri y Alberto Fernández protagonizaron así el último acto antes de la ceremonia de traspaso del poder, que tendrá lugar mañana en el Congreso de la Nación. El Complejo Museográfico “Enrique Udaondo”, ubicado a metros de la Basílica de Luján, fue el escenario elegido por Macri para recibir ayer a Fernández antes de participar de la misa convocada por el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea. Fue el primer encuentro después del que se produjo el lunes posterior a las elecciones generales, en Casa Rosada. Y el último antes del traspaso del poder, que se realizará mañana. Ayer, en uno de los salones coloniales del Museo, se organizó una recepción, en la que tanto los actuales funcionarios del Gobierno nacional como los que lo serán a partir de mañana pudieron esperar que Macri y Fernández llegaran a Luján. Por el lado del Gobierno estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Producción y Trabajo, Dante Sica; el senador nacional Federico Pinedo; el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y la de Seguridad, Patricia Bullrich, entre otros. En tanto, por el Frente de Todos fueron llegando el futuro jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los futuros funcionarios Gustavo Béliz (secretario de Planeamiento Estratégico), Marcela Losardo (ministra de Justicia), Felipe Solá (canciller) y Daniel Arroyo (ministro de Desarrollo Social); y los sindicalistas Héctor Daer y Ricardo Pignanelli. A las comitivas de uno y otro se les sumó la presencia del execonomista Roberto Lavagna. “Austeridad jesuita”, se escuchó decir en el salón a un dirigente que desató la risa del resto cuando observó que en las mesas sólo había agua fresca. Fernández y Macri Minutos antes de las 11, hora en que comenzaría la misa, llegó Fernández acompañado por su pareja, Fabiola Yáñez, y caminó rumbo al salón. Pero, en el camino, se encontró a Lavagna, con quien intercambió un fuerte abrazo antes que personal de ceremonial le indicara que Macri lo esperaba en otro de los salones del museo. Tras intercambiar un saludo a puertas cerradas y dejar sus firmas, Macri, Fernández y sus respectivas parejas caminaron por un pasillo vallado que los separaba de los peregrinos que participaron de la misa. Lo hicieron juntos por varios minutos hasta la primera fila de asientos, frente al altar. La celebración religiosa se hizo en la calle, con un escenario montado de espaldas a la basílica. Sentados al lado, a lo largo de la homilía Macri buscó a Fernández en varias oportunidades para hacerle alguna acotación al oído. El momento de las ofrendas tomó por sorpresa a los dirigentes políticos, que algo torpemente empezaron a sacar las billeteras de los bolsillos para depositar dinero en las alcancías. Sobre el final, llegó el momento de darse el saludo fraternal de “la paz”. Fue el arzobispo de Luján, Jorge Scheining, quien invocó al abrazo. Y fue un momento histórico. Es que Fernández y Macri se dieron un abrazo que duró unos cinco segundos. Sonrieron, se dijeron algunas palabras y luego cada uno saludó a parte de su equipo. También Lavagna se acercó a dar el saludo de la paz. Fue más efusivo con Fernández y un poco más frío con Macri. “Estoy muy contento de haber compartido la homilía de hoy en la Basílica de Luján con @mauriciomacri y dirigentes políticos de diversos espacios. La Argentina que viene necesita del trabajo conjunto de todos. Para eso debemos ponerle fin a esa grieta que tanto daño nos ha hecho”, escribió Fernández después en su Twitter. Otros dirigentes, como Federico Pinedo o Carlos Menem, valoraron también el encuentro. Equipos en Luján. A la izquierda, los funcionarios de la gestión de Mauricio Macri y, a la derecha, los que acompañarán a Alberto Fernández. (Télam) Diálogo. Macri y Fernández hablaron varias veces a lo largo de la misa llevada a cabo ayer en la Basílica de Luján. (Clarín) Equipos en Luján. A la izquierda, los funcionarios de la gestión de Mauricio Macri y, a la derecha, los que acompañarán a Alberto Fernández. (Télam)

Leer más »

Schiaretti acentúa el ajuste de los gastos en 2020

No es una economía de guerra, pero casi. La Provincia de Córdoba se prepara para un escenario adverso en extremo en 2020, al punto de que empezó a recortar algunos de los programas emblema que acuñaron la dupla José Manuel de la Sota-Juan Schiaretti en 20 años de gobierno. O de “cordobesismo”, como enrostró el presidente electo Alberto Fernández la semana que pasó, cuando lanzó dos advertencias severas: dijo que Córdoba sola no puede pagar sus jubilaciones y que tampoco, por sí misma, puede renegociar la deuda. Hay, por lo tanto, dos restricciones para este segundo mandato de Schiaretti. Una es la económica: hace 19 meses que los ingresos crecen menos que la inflación, y sin reactivación económica, ese panorama empeora cada vez más. La otra es política: ¿cuán aislada quedará la Provincia del concierto de ayudas que planee el gobierno de los Fernández? ¿Será capaz la Nación de suspender las transferencias a la Caja? ¿Demorarlas hasta límites imposibles? ¿Podrán Alberto y Schiaretti hacer culto del diálogo? Mientras lo segundo comenzará a develarse con el correr del tiempo, en el Gabinete provincial ya ajustan. En rigor, el ajuste se inició este 2019 y se profundizará en el próximo 2020. El rearmado del Gabinete, con Silvina Rivero como ministra de Coordinación, responde a eso: a concentrar los grandes gastos corrientes en una cabeza, con el objetivo excluyente de tenerlos bajo control. Viviendas La primera evidencia es que de las 25 mil viviendas que propuso Schiaretti en la apertura legislativa de este año, con la expresa intención de que sean el sello de su segundo mandato, no se ejecutó ninguna. En julio se cerraron las inscripciones, con 41.359 postulantes, que aplicaron para alguna de las tres opciones que se ofrecieron: Vivienda Semilla Plus, Casa Bancor y Tengo Casa Bancor. “Ese programa sigue en espera”, indicaron a este diario desde la Secretaría de Vivienda. Sólo se entregaron algunos kits de materiales en el interior provincial. Otro programa que está casi parado es el LoTengo!, un terreno promedio de 200 metros cuadrados con la infraestructura a cargo de la Provincia y a un precio que rondaba los 300 mil pesos cada uno. En 2016, se anunció el sorteo de 30 mil parcelas, entre Capital e interior. A la fecha, se sortearon 17.500 loteos, pero se adjudicaron efectivamente 1.330, el 7,6 por ciento del total. El desfase de precios, la devaluación y el ajuste en el gasto explican el escaso avance del programa. El Programa Primer Paso (PPP) es otro que, sin ser suspendido, fue demorado seis meses. La última camada de beneficiarios terminó la beca de un año el 31 de octubre y, como viene sucediendo hace 15 años, en noviembre debía ingresar la siguiente. Pero la Secretaría de Equidad y Empleo demoró las inscripciones al menos hasta abril, argumentando que hay otros programas en marcha que también necesitan de empresas interesadas en recibir los becarios. En 2019, el programa cerrará con un gasto cercano a 580 millones de pesos, 25 por ciento menos que los 771 millones que se presupuestó para el año. Para 2020, incluso, el presupuesto es de 576 millones de pesos, monto similar al ejecutado este año, pero con una inflación del 52 por ciento, con lo cual en términos reales cae a la mitad. Los boletos, dolor de cabeza Un gasto que se desbocó este año fue el destinado a los diferentes programas de boletos gratuitos que tiene en marcha la Provincia. Para el Boleto Educativo Gratuito (BEG), que otorga viajes gratis a estudiantes y docentes de toda la provincia, se previó gastar 759 millones de pesos y a la segunda quincena de noviembre lleva 959 millones, 26 por ciento por encima de lo pautado. El incremento se explica principalmente por mayor uso: se pagaron este año 37,2 millones de viajes, cuando en 2018 fueron 32 millones. El número de este año tiene un agravante: paga viajes congelados a junio. Para 2020, el presupuesto prevé 1.463 millones de pesos, un incremento del 52 por ciento. Pero en términos reales será menos plata, porque habrá reconocimiento de tarifa. El cálculo es que al menos 200 millones de pesos son por pagar mejor el boleto. Este año ya se aplicaron recortes al Boleto del Adulto Mayor (BAM): el usuario tiene que optar si hace uso de los boletos urbanos o de los interurbanos; no puede ambos. También se analizó recortar el Boleto Obrero Social (BOS), pero, primero las elecciones provinciales y, luego, la acentuación de la crisis, postergaron la decisión. Si bien no está todavía cerrado el cómo, en el área admiten que ya no será universal y 100 por ciento gratuito. La decisión es que quienes tienen mayor capacidad de pago asuman un porcentaje de lo que cuesta el boleto. Esa capacidad de pago estará determinada por la posesión de inmuebles y/o automóviles, por nivel de ingresos o por tipo de colegio al que asiste el alumno. “El que lo necesite, lo va a tener, no se lo vamos a sacar a nadie; pero si tiene capacidad de pago, algo tendrá que asumir”, dicen en el área. Rivero ya tiene un único padrón de todos los beneficiarios, con todos los datos factibles de cruzar. El BAM para 2020 tiene un incremento del 57,9 por ciento (también hay ahí reconocimiento de mayor tarifa) y habrá más fondos reales para el Boleto Obrero Social. En conjunto, la Provincia destinará 2.292 millones de pesos a sus programas de subsidios al transporte, un 23,5 por ciento más de lo que ejecutará este año. Falta en esa cuenta lo que aporte para el interurbano, un sector en ebullición y bajo conciliación obligatoria hasta el martes. También hay amenazas de asambleas a lo largo de toda la semana por parte de los afiliados al gremio (Aoita). El presupuesto enviado por la gestión Cambiemos preveía cero de aportes para los interurbanos del interior, cuando este año fueron 6.500 millones. Esta semana se conocerá el presupuesto del nuevo equipo de Gobierno nacional, y el renglón destinado a estos subsidios es una incógnita. Obra pública La obra pública, al igual que este 2019, será la gran variable de ajuste. Se hará poco, con foco en los proyectos con financiamiento externo pero que no requieran de contraparte local, como el crédito de 66 millones de dólares para ejecutar cloacas en Villa El Libertador, cuenca del San Roque y otras localidades del interior. No está claro si se podrán realizar aquellas obras que ya tienen financiamiento asegurado pero que requieren que la Provincia aporte de entre el 40 y el 50 por ciento. Son unos 400 millones de dólares aportados por Kuwait y Abu Dhabi, el Fondo para el Desarrollo Internacional (Ofid), la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y el Deutsche Bank, con destino a construir cloacas, acueductos y la nueva Maternidad provincial. Recaudación impositiva: Sigue en fuerte baja El total de lo recaudado durante noviembre de 2019 fue de $ 20.623 millones, lo que significa un crecimiento nominal del 39% con respecto al mismo mes del año 2018. Sin embargo, si se descuenta el impacto de la inflación, los ingresos de la Provincia experimentaron una caída interanual del orden del 7%, en términos reales. Subsidios. El Boleto Educativo Gratuito tendría recortes. (Pedro Castillo) Anuncio. El plan de 25 mil viviendas fue parte de la campaña de reelección de Juan Schiaretti. (Gobierno de Córdoba) Subsidios. El Boleto Educativo Gratuito tendría recortes. (Pedro Castillo)

Leer más »