Inicio » Mundo » Eligen al sucesor de Bouteflika en medio de protestas y llamados al boicot

Eligen al sucesor de Bouteflika en medio de protestas y llamados al boicot

Más de veinte millones de argelinos están convocados a elegir mañana en las urnas al sucesor del ex presidente Abdelaziz Bouteflika en unas polémicas elecciones marcadas por el descontento popular y los llamados al boicot de unos comicios considerados como una perpetuidad del "sistema" que gobierna el país desde 1962.
En una nueva demostración de fuerza del denominado Hirak, el movimiento de protesta popular que sacude al país desde febrero, miles de personas volvieron a salir hoy a las calles de Argel para reclamar el fin del régimen militar y la suspensión de los comicios.
Al grito de "no votaremos hasta que la mafia desaparezca", los manifestantes desfilaron por el centro de la capital en una movilización contenida y reprimida por las fuerzas de seguridad, que detuvieron al menos a 20 personas, según la agencia de noticias EFE.
"No nos vamos a mover de aquí, mañana no se va a votar porque esta consulta es una farsa. Son los mismos de siempre, los que han saqueado el país", denunciaba uno de los asistentes.
Las presidenciales, que deberían haberse celebrado el 18 de abril y fueron pospuestas en dos ocasiones, tendrán lugar en un clima de tensión marcado por la llamada al boicot del Hirak que marcha cada viernes desde el pasado 22 de febrero para pedir el fin del régimen militar.
Tras lograr en abril la renuncia de Bouteflika, quien llevaba 20 años en el cargo, el movimiento popular pasó a reclamar el desmantelamiento total del "sistema" instalado en el poder desde la independencia argelina.
Los cinco candidatos a los comicios presidenciales de mañana ocuparon altos cargos en los gobiernos del ex mandatario, por lo que a ojos de los manifestantes estas elecciones permitirán a ese mismo "sistema" regenerarse.
Sin encuestas que pueden adelantar la intención de voto, hasta esta semana todo indicaba que los dos ex primeros ministros, Ali Benflis y Abdelamajeed Tebboun, eran quienes más opciones tenían de pasar a un eventual segunda vuelta.
Sin embargo, en los últimos días crecieron las expectativas en torno a Azzedine Mihoubi, un poeta y periodista que fue titular del ministerio de Cultura entre 2015 y 2019.
Apreciado por los mandos medios del Ejército por su aire de juventud, Mihoubi cuenta también con el apoyo del Frente de Liberación Nacional (FLN), que gobierna el país desde la independencia.
Menos posibilidades se le conceden, en cambio, a los otros dos aspirantes: el ex ministro de Turismo Abdelkader Bengrina, y al ex diputado del FLN y presidente del partido de oposición Frente al Mustakbal, Abdelaziz Belaid.
Los comicios presidenciales tendrán un lugar en un clima de tensión, alimentado por la represión impulsada por el jefe del Ejército y nuevo hombre fuerte del país, el general Ahmed Gaïd Salah, quien forzó la salida de Bouteflika y desde entonces gobierna de facto el país.
En los últimos meses, Gaïd Salah impulsó una campaña de "manos limpias" que ha llevado a la cárcel a decenas de políticos, oficiales de alto rango, pero también a empresarios, periodistas y ciudadanos considerados miembros de llamado "clan Bouteflika".
Además, la represión a las manifestaciones convocadas cada viernes por el Hirak se ha intensificado con la cercanía de los comicios, según denunció la semana pasada la organización Amnistía Internacional.
La ONG instó a liberar "inmediata e incondicionalmente" a los miles de ciudadanos que permanecen detenidos sin juicios desde el inicio de las protestas en febrero.
Ante este contexto, la participación en las presidenciales de mañana podría verse perjudicada y la elección del nuevo presidente cuestionada.

También te puede interesar

Israel

Los partidos no lograron formar gobierno e irán a una tercera elección en un año

Francia

Los sindicatos llaman a intensificar la huelga

La Haya

La Nobel Suu Kyi defiende al Ejército de Myanmar de acusación de genocidio

Últimos videos

Ver más

"Si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado, no es tarifa, es saqueo", advierte Kicillof

Más leídas