Inicio » 2020 » enero » 11

Archivos diarios: 11 enero, 2020

Fernández: Estamos recuperando la inversión y el trabajo

El presidente Alberto Fernández hizo ayer su balance de los primeros 30 días de gestión y se mostró “contento” porque su gobierno está “ordenando las cuentas del Estado”, tras lo cual pidió a los que tienen que ceder ante las medidas oficiales que “no se enojen” y que entiendan la situación de crisis en la que se encuentra el país. Fernández ofreció una rueda de prensa improvisada al ingresar a la Casa Rosada, cuando regresaba de una capacitación en género y violencia contra las mujeres en el Centro Cultural Kirchner. “Es muy valioso lo que la ley impone, que la sociedad tome conciencia de la desigualdad y lo imperdonable de la supremacía del hombre sobre la mujer”, dijo Fernández. El curso de formación se realizó en el marco de la ley 27.499, que lleva el nombre de “Ley Micaela”, en honor a Micaela García, una joven de 21 años asesinada en Gualeguay, Entre Ríos, por un hombre que tenía antecedentes penales por violación. Ya 21 provincias adhirieron a la normativa. En su balance, Fernández afirmó que está abocado a “ajustar y a ordenar cuentas”. Y dijo que hace un “balance positivo” de su primer mes de gestión, porque se ha “logrado tranquilizar la economía”. Y agregó: “Empezamos a poner en marcha algunos proyectos que garantizan la recuperación de la inversión y el trabajo. Estoy contento porque la verdad es que lo que dijimos lo cumplimos”. Sobre “cumplir con lo prometido”, Fernández se refirió a que esta vez el orden de las cuentas del Estado “no lo van a pagar los que menos tienen”. Sin olvidar el malestar del sector agropecuario y de una parte del empresariado por la suba de la presión tributaria, el jefe de Estado les pidió que “no se enojen y entiendan la situación de crisis en la que está la Argentina”. Según reflexionó, él hubiera preferido no tener que pedirles un esfuerzo más grande a los que “están mejor”, no tener que “exigirle a nadie tanto”, pero aclaró que por la responsabilidad de calmar la demanda social “a veces hace falta hacerlo”. En ese sentido, sostuvo que no entiende bien el discurso de que la clase media está enojada por la suba de impuestos, por ejemplo, a la compra de dólares para atesoramiento o para viajes y consumos en el exterior. “Cuando la clase media vea cómo se reactiva la economía, porque los sectores más bajos empiezan a consumir, va a ser la gran beneficiada”, aseguró. También hizo lugar a una consulta sobre la negociación con el FMI y con los acreedores privados por la deuda externa. “Está todo bien, todo encaminado, es una negociación y, por lo tanto, hay poco para hablar”, dijo. Y confirmó que había firmado el decreto para que empleados estatales que ganan hasta 60 mil pesos en bruto tengan un aumento de tres mil pesos en marzo y de mil en abril. Guzmán, en línea con el Presidente Aseguró que trabaja para solucionar la crisis de deuda. “Estamos trabajando sin pausa para resolver la crisis de deuda pública externa, consecuencia del fracaso de un modelo irresponsable que no funcionó en ningún país del mundo y que nos dejó rehenes de los mercados financieros internacionales”, indicó ayer el ministro de Economía, Martín Guzmán. El funcionario dijo que “la deuda pública externa creció de forma brutal, mientras que la actividad económica entró en caída libre”. Satisfecho. El Presidente dijo que estaba "contento" por lo hecho en el primer mes de gobierno. (Presidencia)

Leer más »

Rabbani dijo que a Nisman lo mataron, y desató la polémica

El clérigo iraní Mohsen Rabbani, exagregado cultural en Buenos Aires y uno de los acusados por la Justicia argentina como responsable del atentando al edificio de la mutual Amia, dijo ayer que cree que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado. “Sí, yo creo que lo mataron para que nadie se pudiera enterar que tenía las manos vacías”, respondió. Más allá de repetir dos veces esta creencia, en otro tramo de la entrevista que concedió a Radio 10desde Irán, Rabbani también consideró la hipótesis sobre el suicidio del fiscal del caso Amia. “Puede ser que lo hayan forzado, no sé; pero igualmente es extraño”, respondió. “Yo no necesito que Rabbani diga que a Nisman lo mataron. No le creo ni doy certeza de lo que diga un terrorista imputado por muerte de 85 hermanos”, replicó el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (Daia), Jorge Knoblits, a la agencia de noticias AJN. Los dichos de Rabbani ocurren en un contexto de intenso debate sobre la muerte violenta de Nisman, ocurrida el 18 de enero de 2015. El documental estrenado el 1° de enero en Netflix, Nisman: El fiscal, la presidente y el espía, del inglés Justin Webster, acicateó la polémica en torno de un episodio sobre el que la Justicia argentina aún no pudo echar luz. Días antes del estreno, el caso ya había empezado a calentarse: la nueva ministra de Seguridad, Sabina Frederic, ordenó una revisión del peritaje hecho por Gendarmería Nacional durante la gestión de Patricia Bullrich. Este informe abona la pista del “homicidio” (fue tenido en cuenta en la actual investigación que sigue la Justicia federal), y se contrapone a los peritajes y las autopsias de la Policía Federal y del cuerpo médico forense de la Corte Suprema, estudios que no lograron probar la existencia de “terceras personas” en la escena de muerte. Ayer, Rabbani afirmó que “no se quiere esclarecer este tema”, en referencia al atentado a la Amia. “¿Quién mató a Nisman? ¿Por qué no dejan que la gente en la Argentina conozca la verdad? ¿Por qué ocultan las cosas?”, se preguntó el iraní, sobre el que pesa desde 2003 una alerta roja de Interpol para su detención. Rabbani negó que Irán tuviera relación con “el tema Amia” y definió como “cortina de humo” a la investigación del fiscal Nisman sobre el atentado. Apuntó que Irán tenía buenas relaciones con Argentina. “Antes de Amia, comprábamos por 20 mil millones de dólares productos de Argentina, y esto para Irán estaba bien y para ustedes también estaba bien. A los norteamericanos no les gustaba este negocio”, dijo Rabbani. El clérigo acusó a Israel y a los Estados Unidos de influir en la investigación de Nisman y denunció que el fiscal recibía dinero por fuera del salario que le correspondía como funcionario. Sobre esta imputación, el jueves se supo que la Cámara Federal exhortó al juez Claudio Bonadio para que avanzara “lo más rápido posible” en la causa abierta por el presunto delito de lavado de dinero, que involucra a la hermana y a la madre del fiscal Nisman y al informático Diego Lagomarsino. Se investiga una cuenta bancaria en los Estados Unidos (con más de 600 mil dólares sin declarar) de la que Nisman también era cotitular. Consultado sobre su reticencia para presentarse a declarar ante la Justicia argentina, Rabbani respondió: “Si alguien no hizo nada, ¿qué va a declarar?”. También sostuvo que “cuando Irán y el gobierno de Cristina hicieron un tratado, no se quiso esclarecer el tema”. La referencia es hacia el referéndum que Nisman denunció, días antes de morir, como una maniobra para dejar impune el atentado ocurrido en 1994 y que dejó 85 muertos. El Presidente se excusó de opinar Al entrar ayer en la Casa Rosada, el presidente, Alberto Fernández, fue preguntado sobre las declaraciones de Rabbani. “Honestamente, no escuché nada”, respondió el jefe de Estado. “Rabbani sostiene que Nisman fue asesinado”, se le informó. El Presidente dijo: “No sé por qué lo dijo, no puedo opinar porque no tengo idea en qué se funda”. Mohsen Rabbani. El clérigo iraní habló ayer con una radio porteña y opinó sobre la muerte de Alberto Nisman, a quien criticó. (AP/ Archivo)

Leer más »