Inicio » Pais » La seguridad abre una grieta en el Frente de Todos

La seguridad abre una grieta en el Frente de Todos

Todo comenzó por las pistolas Taser, las que usa la policía para incapacitar a un delincuente con una descarga eléctrica, pero sin matarlo. Sabina Frederic, ministra de Seguridad de la Nación, se declaró en contra de estas armas, y su homónimo bonaerense, Sergio Berni, dijo que está a favor.

El voltaje de la interna siguió subiendo en los últimos días, cuando Alberto Fernández salió a apoyar a su colaboradora y mandó al funcionario de Axel Kicillof a ocuparse de los asuntos provinciales, que son los que le competen.

Berni, lejos de llamarse al silencio tras el reto del Presidente, ayer afirmó que Frederic “no expresa” lo que piensan los bonaerenses.

Qué dijo el Presidente

“Sería bueno que se ocupe de la provincia de Buenos Aires, que tiene muchos problemas para resolver, básicamente. Sabina expresa exactamente lo que creo que hay que hacer en materia de seguridad. Cuenta con todo mi aval, con todo mi apoyo, y estoy seguro de que está en la senda correcta y el resto son opiniones de alguien”, había manifestado Fernández.

Ayer, al ser consultado sobre el tema en una radio, el ministro de Seguridad bonaerense respondió: “Las declaraciones de Alberto Fernández las tomo con mucho respeto, no sólo porque es el Presidente, sino el representante de nuestro espacio político. Dice claramente que la ministra expresa lo que él piensa sobre seguridad, está muy bien y es lógico que así sea”. Pero subrayó: “Eso no significa que la ministra exprese lo que pensamos la mayoría de los bonaerenses”.

Berni, abogado, médico y gendarme retirado, se jactó de pertenecer “al campo de la ciencia”, donde no creen “en el pensamiento único ni binario como metodología de construcción política”.

En este sentido, el responsable de Seguridad bonaerense sostuvo que el expresidente Néstor Kirchner le enseñó que “nadie es dueño de la verdad absoluta”.

En diciembre, Berni afirmó: “Estoy a favor de las Taser y lo dije siempre. La ministra nunca anduvo con un arma por la 9 de Julio con 200 personas esperando cruzar un semáforo… Es un disparate. Hay lugares donde el uso de la Taser es imprescindible”.

La ministra dijo después que las Taser compradas en la gestión de Patricia Bullrich no las va a usar “frente a la ciudadanía o en contextos de operaciones normales”, ni tampoco en estaciones de trenes o aeropuertos, como planteaba su antecesora, sino que se las dará a fuerzas especiales como el Geof (antiterrorismo y delitos complejos) de la Federal o el Escuadrón Alacrán de Gendarmería. “(Berni) tampoco anduvo con una pistola en la mano en la avenida 9 de Julio”, lanzó también Frederic.

Berni también cuestionó que la ministra, una antropóloga experta en seguridad, plantee que los policías no deban usar sus armas fuera de su horario de servicio.

Y reafirmó su postura de que en la Argentina debería legalizarse el tráfico de marihuana, ya que, a su criterio, ese combate es una lucha perdida.

Opositores

Frederic había sido duramente cuestionada por el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, quien aseguró que la política impulsada por la ministra “beneficia a los delincuentes”. “Que el referente en seguridad de la provincia más poblada del país y la ministra de la Nación tengan criterios diferentes en la materia deja a la intemperie a los ciudadanos con los delincuentes”, sostuvo el diputado por Mendoza, en un comunicado que publicó ayer.

También el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, el radical Mario Negri, señaló que la pelea entre Berni y Frederic “muestra la improvisación del Gobierno sobre un tema extremadamente sensible y es también una invitación al delito para multiplicarse”. “Si manda la ideología a la hora de combatir a los delincuentes, seguro gana la muerte”, dijo el diputado.

Pese a la discusión mediática entre Frederic y Berni, ambos funcionarios habían acordado la semana pasada la creación de un comando unificado para coordinar y organizar las tareas de las fuerzas de seguridad federales en el territorio bonaerense.

“Volvieron los bolsos”, dijo Patricia Bullrich

Patricia Bullrich ironizó con la noticia de la detención de una mujer en la frontera de Bolivia y Argentina con 100 mil dólares sin declarar, ocurrida hace algunos días, al sostener que “volvieron los bolsos”, en alusión a la detención del exfuncionario K José López.

En Twitter, la presidenta del PRO y exministra de Seguridad de Mauricio Macri sugirió una cierta continuidad entre los casos del venezolano Antonini Wilson y López con lo ocurrido días atrás con María Palacios, quien ocupa un puesto en la empresa petrolera venezolana Pdvsa y que fue detenida en la frontera boliviana cuando intentaba cruzar a Argentina con 100 mil dólares.

“Volvieron los bolsos. En 2007 Antonini Wilson trajo U$S 800.000 en un avión de Pdvsa para financiar a los K. En 2016, los bolsos de López. Días atrás detuvieron a Palacios en Bolivia con U$S 100.000 que venían al país para financiar a Evo Morales. ¿Los iba a declarar y pagar el 30%?”, escribió la exministra.

No es la primera vez que Bullrich cruza al gobierno de Fernández. Siempre desde Twitter, la exministra cuestionó a la actual gestión por su postura ante Venezuela, y por el cambio de posición del Presidente en el caso Nisman. Y también fue contra Sabrina Frederic cuando esta dijo que habían encontrado un ministerio “con deudas”. “¿Es usted o CFK la que escribe?”, le dijo Bullrich.

Rosario: Un crimen por día

Un hombre fue asesinado ayer al mediodía a balazos en cercanías del predio del casino de Rosario, donde unos 60 efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y de la Policía de Acción Táctica (PAT) habían realizado un operativo de saturación. Este nuevo crimen ocurrió cuando la víctima, de unos 40 años y cuya identidad aún se procura determinar, fue atacada desde una moto en movimiento. A raíz de los disparos, el hombre murió en el lugar y su cadáver fue hallado en la vía pública. Los investigadores creen que este nuevo crimen, el número 14 en lo que va del año en Rosario, también se trata de un presunto ataque mafioso.

Buenos Aires. Berni, saliendo de la Gobernación de la provincia, junto a Julio Alak. (Clarín)