Inicio » Pais (página 10)

Pais

Asume Alberto Fernández en un país en crisis

Hoy, a las 12, asume el 43° presidente constitucional de la Argentina, de los 53 que tuvo el país en dos siglos de historia. Es Alberto Fernández, un abogado de 60 años y con más de treinta de carrera política, quien sucederá al saliente Mauricio Macri. Egresado de la Universidad de Buenos Aires en 1983, Fernández trabajó como conjuez del juzgado federal de San Isidro, en Buenos Aires, e inició su carrera política como líder del ala juvenil del Partido Nacionalista Constitucional. En los años de gobierno del radical Raúl Alfonsín, fue subdirector general de Asuntos Jurídicos del ministerio de Economía. Y entre 1989 y 1995, superintendente de Seguros de la Nación. Entre 1996 y 1999, se desempeñó como funcionario del gobierno bonaerense de Eduardo Duhalde. La crisis de principios de siglo lo encontró, primero, como legislador porteño por el partido de Domingo Cavallo; y luego, como uno de los creadores del Grupo Calafate, un think tank que elaboró la estrategia para llevar a Néstor Kirchner al poder en 2003. Fernández fue el inseparable jefe de Gabinete de Kirchner y continuó en el cargo en la presidencia de Cristina Fernández. Estuvo ocho meses: el 23 de julio presentó su renuncia, una semana después de que el Congreso le dio un revés político al gobierno en el marco del conflicto con el campo. Un nuevo camino Fernández era profesor de Derecho Penal en la Universidad de Buenos Aires. Estaba colaborando en la reunificación del peronismo y soñaba con ir como embajador a España cuando asumiera el nuevo Gobierno impulsado por el PJ y el kirchnerismo. Estaba confiado. Pero la vida de quien también es guitarrista, adicto al jugo de pomelo y divorciado desde 2005 cambió la mañana del 18 de mayo último. Tras hablar con él, Cristina Fernández de Kirchner publicó un video en redes sociales en el que comunicó dos decisiones que reconfiguraron la política nacional. En primer lugar, dijo que se corría de la carrera presidencial. Y luego afirmó que el candidato sería Alberto Fernández, su exjefe de Gabinete, con el que estuvo peleada y distancia durante una década, entre 2008 y 2018. La decisión de Cristina generó un cimbronazo. El proceso de reunificación peronista, que venía muy lento desde hacía un año, aceleró vertiginosamente y en tres meses el nuevo Frente de Todos se alzó con una victoria aplastante en las elecciones primarias. Varios factores erigieron el escenario: la paz y la alianza entre el kirchnerismo duro y el PJ tradicional. Y los malos resultados económicos obtenidos por la administración de Mauricio Macri. El electorado les dio a los Fernández una victoria holgada en las generales del 27 de octubre. Pero dejó a Juntos por el Cambio, el espacio liderado hasta al menos hoy por Macri, con el 40 por ciento de los votos, un piso que la coalición ahora opositora buscará hacer valer. Construcción de poder La configuración del poder parecía compleja el 28 de octubre a la mañana. Pero Cristina inició en el Congreso un camino de construcción que la llevó a lograr, con alianzas estratégicas, la primera minoría en Diputados y en el Senado. Mientras Cristina, con su hijo Máximo Kirchner como jefe de la bancada oficialista en la Cámara Baja, tendrá casi el control del Congreso, el Presidente de la Nación conducirá el Poder Ejecutivo rodeado de leales para pilotear un país en crisis. En una república presidencialista, Fernández será el protagonista. Pero tendrá una influencia decisiva su vicepresidenta, aportante de dos de cada tres votos y autora ideológica del regreso del kirchnerismo al poder, después de haber gobernado entre 2003 y 2015. Fernández quiere una relación estrecha, de ida y vuelta, con los gobernadores. Y a partir de allí hacer crecer su base de sustentación, motorizada por resultados económicos alentadores. En punto de partida El nuevo gobierno asume en un país en recesión desde hace un año y medio. La deuda está al borde del default. Y hay un cepo cambiario que no permite comprar más de 200 dólares, después de una suba del tipo de cambio del 541 por ciento (oficial) y 368 por ciento (blue) en cuatro años. La inflación anual es del 55 por ciento y la pobreza, según la Universidad Católica Argentina, fue del 40,8 por ciento en el tercer trimestre y cerrará el 2019 más arriba. El desempleo roza el 12 por ciento y los salarios son 18 por ciento menores en pesos y la mitad en dólares, en términos reales, que a finales de 2015. La presión impositiva alcanza el 40 por ciento, tras haber caído tres puntos. Macri también deja 43.784 millones de dólares de reservas brutas (12 mil millones netos); un déficit fiscal primario reducido de 0,4 por ciento del Producto Interno Bruto; tarifas corregidas hasta cerca de su nivel pleno, y un tipo de cambio real competitivo, similar al de 2007. Producto de la devaluación del 84,5 por ciento de la moneda nacional, de la recesión y del desplome de las importaciones, también queda una balanza comercial superavitaria de 12 mil millones de dólares. Ante esas y muchas variables, Fernández deberá poner en marcha el plan económico que diseñó con sus ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, además de quien será su vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca. Dependerá de ellos lograr la estabilización de la economía para ponerla en condiciones de crecer. La depresión en la demanda de dinero es una oportunidad: un alza por mayor actividad económica posibilitaría una menor tasa de inflación, siempre y cuando se reestablezca la confianza y mejoren las expectativas a futuro. El traspaso: Los horarios Primero, en el Congreso; y luego, en la Rosada. Fernández jurará a esa hora en el Congreso. Luego, se dirigirá a Casa Rosada. En Plaza de Mayo, desde las 14, habrá un show musical. El bastón: Obra de Pallarols Mide 93 cm y es de madera urunday con puntera de plata. Alberto Fernández recibirá un bastón hecho por el platero Juan Carlos Pallarols. El cetro, que ya fue entregado al próximo presidente, mide 93 centímetros, está hecho de madera urunday y lleva puntera y empuñadura de plata. En el diseño, tiene flores de 24 cardos (uno por cada provincia de Argentina). Además, tiene tres pimpollos, que representan las Islas del Atlántico Sur. La orla del escudo está hecha con material de Malvinas y está enchapada en oro. “Argentina de pie” es la inscripción. 10-12_presidentes_1575947657.jpg DATA_ART_4526471_1575941006.jpg Transición. Muricio Macri y Alberto Fernández protagonizaron una transición inédita que terminó con un abrazo en Luján. (Frente de Todos) DATA_ART_4526471_1575941006.jpg

Leer más »

Revés para el Surrbac en la Justicia: continúa el proceso de intervención

El juez federal Ricardo Bustos Fierro decidió rechazar los pedidos que le habían hecho las autoridades del sindicato de recolectores y de la mutual Amsurrbac para dejar sin efecto los pedidos de intervención a ambas entidades, y la resolución que ordenó a la mutual dejar de realizar descuentos por préstamos sobre el sueldo de los afiliados. Según se pudo conocer ayer, los argumentos del magistrado dejaron en evidencia que la mutual lleva muchos años sin cumplir la normativa que la Nación establece para todas las entidades y también criticaron que en la conducción de las entidades gremiales continúan varias de las personas que se encuentran imputadas en la causa por la cual permanecen detenidos en la cárcel de Bouwer los dirigentes Mauricio Saillén y Pascual Catrambone. La persona que se colocó como presidente de la mutual debido a la detención de Saillén, Omar Portillo, concurrió acompañado por su abogado Jeremías Carot, en tanto que los abogados Jorge Horacio Gentile y Juan Ignacio Cortez lo hicieron en representación del gremio Surrbac. Los abogados sostuvieron que el juzgado de Bustos Fierro no tiene legitimidad para ordenar las intervenciones y que estas afectan la libertad sindical. Contra esos argumentos, el fiscal Enrique Senestrari, de la Unidad de Información Financiera (UIF) –que actúa como querellante en la causa– y el juez federal ratificaron sus anteriores posiciones. Una de las respuestas más contundentes tuvo que ver con que en la presentación ante la Justicia la mutual admitió que recién ahora está tratando de regularizar su situación ante los organismos nacionales, algo que debió haber hecho en 2014 luego de una advertencia del Inaes, organismo nacional del cooperativismo. Con respecto a los descuentos que la mutual les viene haciendo mes a mes a los 2.820 afiliados activos, la Justicia entiende que deben cesar, ya que se considera a esos descuentos como parte del supuesto delito de usura que se les achaca a los líderes de sindicato, quienes se habrían enriquecido personalmente usando el dinero que sus propios afiliados aportaban a la entidad. Saillén, Catrambone, sus hijos, algunas de sus parejas o exparejas y otros directivos del gremio (19 personas en total) se encuentran procesadas por diferentes delitos, entre los que sobresalen los de asociación ilícita, usura, lavado de dinero y defraudación. Mutual. La Justicia argumenta que a cargo de las entidades permanecen personas imputadas. (P. Castillo/ Archivo)

Leer más »

La convocatoria de la Iglesia logró un abrazo histórico entre Macri y Fernández

En un encuentro inédito para la historia argentina, el presidente saliente y el entrante se encontraron ayer para asistir a una misa en Luján. Y además, con un gesto que trasciende al hecho religioso, se abrazaron para brindarse la “señal de la paz”. Mauricio Macri y Alberto Fernández protagonizaron así el último acto antes de la ceremonia de traspaso del poder, que tendrá lugar mañana en el Congreso de la Nación. El Complejo Museográfico “Enrique Udaondo”, ubicado a metros de la Basílica de Luján, fue el escenario elegido por Macri para recibir ayer a Fernández antes de participar de la misa convocada por el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea. Fue el primer encuentro después del que se produjo el lunes posterior a las elecciones generales, en Casa Rosada. Y el último antes del traspaso del poder, que se realizará mañana. Ayer, en uno de los salones coloniales del Museo, se organizó una recepción, en la que tanto los actuales funcionarios del Gobierno nacional como los que lo serán a partir de mañana pudieron esperar que Macri y Fernández llegaran a Luján. Por el lado del Gobierno estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Producción y Trabajo, Dante Sica; el senador nacional Federico Pinedo; el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y la de Seguridad, Patricia Bullrich, entre otros. En tanto, por el Frente de Todos fueron llegando el futuro jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los futuros funcionarios Gustavo Béliz (secretario de Planeamiento Estratégico), Marcela Losardo (ministra de Justicia), Felipe Solá (canciller) y Daniel Arroyo (ministro de Desarrollo Social); y los sindicalistas Héctor Daer y Ricardo Pignanelli. A las comitivas de uno y otro se les sumó la presencia del execonomista Roberto Lavagna. “Austeridad jesuita”, se escuchó decir en el salón a un dirigente que desató la risa del resto cuando observó que en las mesas sólo había agua fresca. Fernández y Macri Minutos antes de las 11, hora en que comenzaría la misa, llegó Fernández acompañado por su pareja, Fabiola Yáñez, y caminó rumbo al salón. Pero, en el camino, se encontró a Lavagna, con quien intercambió un fuerte abrazo antes que personal de ceremonial le indicara que Macri lo esperaba en otro de los salones del museo. Tras intercambiar un saludo a puertas cerradas y dejar sus firmas, Macri, Fernández y sus respectivas parejas caminaron por un pasillo vallado que los separaba de los peregrinos que participaron de la misa. Lo hicieron juntos por varios minutos hasta la primera fila de asientos, frente al altar. La celebración religiosa se hizo en la calle, con un escenario montado de espaldas a la basílica. Sentados al lado, a lo largo de la homilía Macri buscó a Fernández en varias oportunidades para hacerle alguna acotación al oído. El momento de las ofrendas tomó por sorpresa a los dirigentes políticos, que algo torpemente empezaron a sacar las billeteras de los bolsillos para depositar dinero en las alcancías. Sobre el final, llegó el momento de darse el saludo fraternal de “la paz”. Fue el arzobispo de Luján, Jorge Scheining, quien invocó al abrazo. Y fue un momento histórico. Es que Fernández y Macri se dieron un abrazo que duró unos cinco segundos. Sonrieron, se dijeron algunas palabras y luego cada uno saludó a parte de su equipo. También Lavagna se acercó a dar el saludo de la paz. Fue más efusivo con Fernández y un poco más frío con Macri. “Estoy muy contento de haber compartido la homilía de hoy en la Basílica de Luján con @mauriciomacri y dirigentes políticos de diversos espacios. La Argentina que viene necesita del trabajo conjunto de todos. Para eso debemos ponerle fin a esa grieta que tanto daño nos ha hecho”, escribió Fernández después en su Twitter. Otros dirigentes, como Federico Pinedo o Carlos Menem, valoraron también el encuentro. Equipos en Luján. A la izquierda, los funcionarios de la gestión de Mauricio Macri y, a la derecha, los que acompañarán a Alberto Fernández. (Télam) Diálogo. Macri y Fernández hablaron varias veces a lo largo de la misa llevada a cabo ayer en la Basílica de Luján. (Clarín) Equipos en Luján. A la izquierda, los funcionarios de la gestión de Mauricio Macri y, a la derecha, los que acompañarán a Alberto Fernández. (Télam)

Leer más »

Schiaretti acentúa el ajuste de los gastos en 2020

No es una economía de guerra, pero casi. La Provincia de Córdoba se prepara para un escenario adverso en extremo en 2020, al punto de que empezó a recortar algunos de los programas emblema que acuñaron la dupla José Manuel de la Sota-Juan Schiaretti en 20 años de gobierno. O de “cordobesismo”, como enrostró el presidente electo Alberto Fernández la semana que pasó, cuando lanzó dos advertencias severas: dijo que Córdoba sola no puede pagar sus jubilaciones y que tampoco, por sí misma, puede renegociar la deuda. Hay, por lo tanto, dos restricciones para este segundo mandato de Schiaretti. Una es la económica: hace 19 meses que los ingresos crecen menos que la inflación, y sin reactivación económica, ese panorama empeora cada vez más. La otra es política: ¿cuán aislada quedará la Provincia del concierto de ayudas que planee el gobierno de los Fernández? ¿Será capaz la Nación de suspender las transferencias a la Caja? ¿Demorarlas hasta límites imposibles? ¿Podrán Alberto y Schiaretti hacer culto del diálogo? Mientras lo segundo comenzará a develarse con el correr del tiempo, en el Gabinete provincial ya ajustan. En rigor, el ajuste se inició este 2019 y se profundizará en el próximo 2020. El rearmado del Gabinete, con Silvina Rivero como ministra de Coordinación, responde a eso: a concentrar los grandes gastos corrientes en una cabeza, con el objetivo excluyente de tenerlos bajo control. Viviendas La primera evidencia es que de las 25 mil viviendas que propuso Schiaretti en la apertura legislativa de este año, con la expresa intención de que sean el sello de su segundo mandato, no se ejecutó ninguna. En julio se cerraron las inscripciones, con 41.359 postulantes, que aplicaron para alguna de las tres opciones que se ofrecieron: Vivienda Semilla Plus, Casa Bancor y Tengo Casa Bancor. “Ese programa sigue en espera”, indicaron a este diario desde la Secretaría de Vivienda. Sólo se entregaron algunos kits de materiales en el interior provincial. Otro programa que está casi parado es el LoTengo!, un terreno promedio de 200 metros cuadrados con la infraestructura a cargo de la Provincia y a un precio que rondaba los 300 mil pesos cada uno. En 2016, se anunció el sorteo de 30 mil parcelas, entre Capital e interior. A la fecha, se sortearon 17.500 loteos, pero se adjudicaron efectivamente 1.330, el 7,6 por ciento del total. El desfase de precios, la devaluación y el ajuste en el gasto explican el escaso avance del programa. El Programa Primer Paso (PPP) es otro que, sin ser suspendido, fue demorado seis meses. La última camada de beneficiarios terminó la beca de un año el 31 de octubre y, como viene sucediendo hace 15 años, en noviembre debía ingresar la siguiente. Pero la Secretaría de Equidad y Empleo demoró las inscripciones al menos hasta abril, argumentando que hay otros programas en marcha que también necesitan de empresas interesadas en recibir los becarios. En 2019, el programa cerrará con un gasto cercano a 580 millones de pesos, 25 por ciento menos que los 771 millones que se presupuestó para el año. Para 2020, incluso, el presupuesto es de 576 millones de pesos, monto similar al ejecutado este año, pero con una inflación del 52 por ciento, con lo cual en términos reales cae a la mitad. Los boletos, dolor de cabeza Un gasto que se desbocó este año fue el destinado a los diferentes programas de boletos gratuitos que tiene en marcha la Provincia. Para el Boleto Educativo Gratuito (BEG), que otorga viajes gratis a estudiantes y docentes de toda la provincia, se previó gastar 759 millones de pesos y a la segunda quincena de noviembre lleva 959 millones, 26 por ciento por encima de lo pautado. El incremento se explica principalmente por mayor uso: se pagaron este año 37,2 millones de viajes, cuando en 2018 fueron 32 millones. El número de este año tiene un agravante: paga viajes congelados a junio. Para 2020, el presupuesto prevé 1.463 millones de pesos, un incremento del 52 por ciento. Pero en términos reales será menos plata, porque habrá reconocimiento de tarifa. El cálculo es que al menos 200 millones de pesos son por pagar mejor el boleto. Este año ya se aplicaron recortes al Boleto del Adulto Mayor (BAM): el usuario tiene que optar si hace uso de los boletos urbanos o de los interurbanos; no puede ambos. También se analizó recortar el Boleto Obrero Social (BOS), pero, primero las elecciones provinciales y, luego, la acentuación de la crisis, postergaron la decisión. Si bien no está todavía cerrado el cómo, en el área admiten que ya no será universal y 100 por ciento gratuito. La decisión es que quienes tienen mayor capacidad de pago asuman un porcentaje de lo que cuesta el boleto. Esa capacidad de pago estará determinada por la posesión de inmuebles y/o automóviles, por nivel de ingresos o por tipo de colegio al que asiste el alumno. “El que lo necesite, lo va a tener, no se lo vamos a sacar a nadie; pero si tiene capacidad de pago, algo tendrá que asumir”, dicen en el área. Rivero ya tiene un único padrón de todos los beneficiarios, con todos los datos factibles de cruzar. El BAM para 2020 tiene un incremento del 57,9 por ciento (también hay ahí reconocimiento de mayor tarifa) y habrá más fondos reales para el Boleto Obrero Social. En conjunto, la Provincia destinará 2.292 millones de pesos a sus programas de subsidios al transporte, un 23,5 por ciento más de lo que ejecutará este año. Falta en esa cuenta lo que aporte para el interurbano, un sector en ebullición y bajo conciliación obligatoria hasta el martes. También hay amenazas de asambleas a lo largo de toda la semana por parte de los afiliados al gremio (Aoita). El presupuesto enviado por la gestión Cambiemos preveía cero de aportes para los interurbanos del interior, cuando este año fueron 6.500 millones. Esta semana se conocerá el presupuesto del nuevo equipo de Gobierno nacional, y el renglón destinado a estos subsidios es una incógnita. Obra pública La obra pública, al igual que este 2019, será la gran variable de ajuste. Se hará poco, con foco en los proyectos con financiamiento externo pero que no requieran de contraparte local, como el crédito de 66 millones de dólares para ejecutar cloacas en Villa El Libertador, cuenca del San Roque y otras localidades del interior. No está claro si se podrán realizar aquellas obras que ya tienen financiamiento asegurado pero que requieren que la Provincia aporte de entre el 40 y el 50 por ciento. Son unos 400 millones de dólares aportados por Kuwait y Abu Dhabi, el Fondo para el Desarrollo Internacional (Ofid), la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y el Deutsche Bank, con destino a construir cloacas, acueductos y la nueva Maternidad provincial. Recaudación impositiva: Sigue en fuerte baja El total de lo recaudado durante noviembre de 2019 fue de $ 20.623 millones, lo que significa un crecimiento nominal del 39% con respecto al mismo mes del año 2018. Sin embargo, si se descuenta el impacto de la inflación, los ingresos de la Provincia experimentaron una caída interanual del orden del 7%, en términos reales. Subsidios. El Boleto Educativo Gratuito tendría recortes. (Pedro Castillo) Anuncio. El plan de 25 mil viviendas fue parte de la campaña de reelección de Juan Schiaretti. (Gobierno de Córdoba) Subsidios. El Boleto Educativo Gratuito tendría recortes. (Pedro Castillo)

Leer más »

Deuda y pobreza, el desafío urgente de Fernández

Mauricio Macri dice que deja un Estado más ordenado, transparente y con la macroeconomía en equilibrio y en condiciones de propiciar el crecimiento. Alberto Fernández afirma que hereda un “desastre” y pide paciencia, porque “no va a ser fácil” poner al país “de pie”. Ocurre en todas las transiciones. Tampoco es una excepción que hay urgencias por atender, desde la deuda hasta el dengue y el congelamiento de tarifas por, al menos, seis meses. Ya sea por mala administración, desidia o decisión política, la gestión de cualquier gobierno baja el ritmo en sus últimos meses. Más cuando hubo una elección que ordenó un cambio de administración. Áreas clave quedaron a la deriva incluso antes del 27 de octubre, porque, después de las elecciones primarias de agosto, comenzó la salida de funcionarios que descreían de la posibilidad de “darlo vuelta”. Esas situaciones y otras más profundas, como el drama de la deuda, el aumento de la pobreza, la reaparición de enfermedades que estaba erradicadas y la recesión económica le marcan a Fernández una cancha con el campo de juego inclinado hacia su propio arco. Tendrá que poner a su gestión a tomar decisiones rápidas y con escaso margen de maniobra, casi sin lugar para errores que pudieran profundizar la parálisis económica, que enfurezcan al mercado financiero o que agraven el malestar social. El margen de maniobra también estará dado por el equilibrio de poder que tendrá que manejar, con mucha muñeca, Fernández hacia el interior de su coalición, que tiene como centro de gravitación a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien no sólo armó el espacio y aportó los votos para la victoria, sino que también tendrá el control casi pleno del Congreso, con ella como jefa del Senado, la cámara revisora. El viernes, en su búnker del opulento barrio de Puerto Madero, Fernández juntó a todos sus ministros designados. Y dejó varios mensajes: no hay descanso para nadie hasta nuevo aviso. Tendrán que trabajar sábados y domingos, de corrido. Se vienen 90 días vertiginosos, dijo. Pidió interacción. Y, como reveló él mismo ayer en declaraciones radiales, paciencia a aquellos cuyas carteras no sean prioritarias. Ginés González García, en Salud, y Daniel Arroyo, en Desarrollo Social, tienen prioridad. “La única prioridad en este tiempo son los que están mal. Es el 40 por ciento de la gente que cayó por debajo de la línea de pobreza. Son los abuelos que han perdido recursos y derechos. Esos son los principales, los únicos privilegiados. Hay que pensar en ellos”, aseguró. Salud En diálogo con La Voz, González García dijo el viernes que su primera tarea será la de revisar los stocks y la distribución de vacunas. Cuatro gobernadores ya le informaron que en sus distritos faltan vacunas para bebés de 3, 5 y 15 meses. Reclamaron la vacuna antimeningococo, menveo y dosis contra el sarampión. “La última vez que faltaron vacunas fue en el 2000/2001, cuando 200 mil chicos de corta edad no recibieron las dosis”, recordó. El sarampión y el dengue son las dos mayores urgencias para quien ya fue ministro de Salud entre 2003 y 2007. Se está preparando una amplia y agresiva campaña de concientización sobre la proliferación del Aedes aegypti, el mosquito transmisor el dengue. En Misiones ya se confirmaron al menos seis casos de dengue, lo que significa que el fenómeno se adelantó por lo menos dos meses. Temen un rebrote como el de 2016, cuando hubo 14 mil casos. “El tema de salud es un desastre. Es un ministerio absolutamente destruido”, se quejó ayer Fernández. Pobreza Otra de las prioridades será la puesta en marcha del plan “Argentina contra el hambre”. Arroyo, también en diálogo con este diario, explicó que actualmente en la Argentina hay ocho millones de personas que reciben asistencia alimentaria a través de asignaciones, de las cuales el 25 por ciento de ellas son para madres que tienen chicos menores de 6 años. Ese grupo será prioritario. A través del Banco Nación, se entregarán dos millones de tarjetas para la compra de alimentos sin IVA. Deuda El ministro de Economía, Martín Guzmán, viajará nuevamente a los Estados Unidos para continuar con la renegociación de la deuda que comenzó hace dos semanas. Al FMI ya le anticipó que no quiere más desembolsos, pero que también necesita dos años de gracia para que el país comience a pagar los 45 mil millones que el organismo le desembolsó a Mauricio Macri, de los cuales quedan 1.700 millones en el Banco Central. Y negociará con el denominado “comité de acreedores”, integrado en Nueva York por fondos de inversión como Greylock Capital, BlackRock y T. Rowe Price Group y los bancos Citi y BNP Paribas, que tienen bonos soberanos de la Argentina. Guzmán quiere reperfilar. Y la contraparte estaría de acuerdo, según fuentes financieras, pero buscarán que se capitalicen los intereses no percibidos durante el período en el que no cobrarán. También Fernández tendrá que auxiliar a Axel Kicillof. En 2020, las provincias enfrentarán vencimientos por cuatro mil millones de dólares. De esa suma, 2.705 millones son de Buenos Aires. Y, de ese monto, el 78,3 por ciento debe ser pagado en el primer semestre. Sólo en enero vencen 725 millones, según un informe de Martín Kalos, economista jefe de la consultora Elypsis. Energía En el área energética, que conducirá el misionero Sergio Lanziani, se está trabajando ya en dos sentidos. “No va a haber aumento de tarifas por muchos meses”. Serían al menos seis. Así, según fuentes del área, se postergarán todos los aumentos para la electricidad y para el gas que Macri había diferido a mediados de año, en plena campaña electoral. Y ya hubo reuniones con las petroleras para reactivar Vaca Muerta, tras una caída del 45 por ciento en la producción. El Gobierno quiere que YPF sea la punta de lanza de la política destinada al megayacimiento no convencional. Y se enviará un proyecto de ley al Congreso para nuevas regulaciones que den previsión a los inversores. Ingresos Los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Producción, Matías Kulfas, tendrán reuniones con la CGT y con la UIA en el marco del acuerdo económico y social. El jefe sindical de la UPCN, Andrés Rodríguez, anticipó que está de acuerdo con frenar las paritarias al menos por seis meses a cambio de una suma de dinero que sea fijada por un decreto presidencial. Pero quiere consensuar el monto y los plazos. Por el contrario, Ctera espera un llamado a la paritaria nacional docente para principios de febrero. Ayer, el secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, dijo que él y su padre, Hugo, están de acuerdo con una suma fija para los empleados públicos y asalariados con ingresos más bajos. Pero aclaró que su sector, que en junio cerró un incremento salarial del 23 por ciento por seis meses, irá a la carga en enero por un 30 por ciento más hasta completar el año. “No podemos quedar debajo de la inflación”, aseguró. Y dijo que el sindicato hará todas las medidas que deba hacer para que las empresas de la cámara Faddeac paguen. Hay aquí una posibilidad enorme de cortocircuito con el Gobierno. “Todos los sectores están representados en este gabinete” El presidente electo Alberto Fernández afirmó ayer que los integrantes del gabinete que presentó el viernes tienen “ganas de salir a comerse la cancha”, anunció que se prorrogará el debate del Presupuesto hasta marzo o abril y dijo que “ciertos” medios lo quieren “hacer pelear” con sus colaboradores y con la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner. Así lo afirmó en entrevistas que brindó a radio Diez y a La Red, luego de haber presentado públicamente al equipo de funcionarios que lo acompañará en la gestión a partir del martes. En una de esas notas, reveló que les pidió “prudencia” a los integrantes del gabinete ante la prensa, y consideró que con esas designaciones “todos los sectores están representados”. Destacó especialmente las “cualidades” de Martín Guzmán –que estará al frente del Ministerio de Economía–, de las que “nadie puede dudar”, y agregó que “participa de mi idea de no seguir pagando deuda ahogando a los argentinos”. Dijo que entre sus primeras medidas “buscará otorgarles medicamentos gratuitos a los jubilados que cobran la mínima” y sostuvo que el sistema de salud está “destrozado”. Destacó que Guzmán “está sumamente calificado” para ese puesto y rechazó las críticas de quienes lo denuestan porque vive en el exterior: “Son los mismos que aseguran tener experiencia de gestión y destruyeron a la Argentina”. “Conoce a la Argentina a la perfección, conoce los números mucho mejor que algunos funcionarios del gobierno actual”, dijo, y agregó que “además conoce el tema de la deuda y cuenta con un enorme reconocimiento del Fondo Monetario Internacional (FMI), que lo tiene como un guía técnico muy importante”. En tanto, aseguró: “A partir del 10 de diciembre vamos a cambiar el rumbo para poner a la Argentina de pie”, pero dijo “que no va a ser fácil” y que “se caminará paso a paso para reconquistar los derechos perdidos” durante los últimos años. Sobre la prensa, agregó que “ciertos medios deben revisar sus prácticas porque la sociedad además lo percibe”. Prioridades: Líneas de la nueva gestión Algunos de los procesos que arrancan el martes próximo. FMI.El ministro de Economía, Martín Guzmán, volverá a viajar a Estados Unidos para continuar la renegociación de la deuda. Tarifas. Se postergarían todos los aumentos de electricidad y de gas que Macri había diferido a mediados de año, en plena campaña. Salud. Desde algunas provincias reclaman vacunas básicas del calendario. Y hay riesgo de un brote de dengue en algunas regiones. Gabinete. Alberto Fernández presentó el viernes a los funcionarios del nuevo gobierno. No hubo muchas sopresas. Cuatro de los 20 ministerios serán liderados por mujeres. (Télam)

Leer más »

Ramón Mestre: No hay otro intendente que haya hecho más cloacas, desagües y pavimento

Ramón Mestre ya empezó a sacar sus cosas del despacho que utilizó los últimos ocho años, en el primer piso del Palacio 6 de Julio, la sede de la Municipalidad de Córdoba. Por ejemplo, las fotos con su padre, que tenía colgadas hasta hace poco. En ese mismo lugar recibió el decreto de traspaso de su predecesor en la intendencia, Daniel Giacomino. Y confiesa que sacar sus cosas lo conmueve. Mestre defiende su gestión. Asegura que es el intendente que más cloacas, desagües y pavimento hizo. Pese a “gobernar en tiempos difíciles”, como reza el eslogan de los últimos avisos de su gestión. –¿Qué balance hace de sus ocho años en el cargo? –Me ha tocado gobernar en tiempos muy difíciles, la primera etapa con el kirchnerismo al frente del gobierno nacional. Las autonomías municipales para ellos no existían; era hacer arrodillar a todos y a cada uno de los gobernadores e intendentes. Con una Municipalidad totalmente desfinanciada, sin inversiones ni infraestructura acorde con un municipio de estas características. Y con una superpoblación de 14.233 empleados. Eso significó, durante los primeros tres, casi cuatro años, que debiéramos ordenar el municipio. Y trabajar fundamentalmente en obras de cloacas y desagües. Si buscan en los anales de la historia, no van a encontrar un intendente que haya hecho tanta obra de cloaca como yo: 230 kilómetros de red fina. Y 45 desagües que no se ven, pero dan beneficio a 400 mil cordobeses que hoy no se inundan. Después, encontrarnos con un gobierno provincial con el que tuvimos siempre buen diálogo; con uno y con otro (José de la Sota y Juan Schiaretti), salvo en el segundo gobierno justicialista, por la diferencia que terminó con un planteo. –¿Era mejor la relación con De la Sota que con Schiaretti? –No. Había diálogo, existió diálogo con los dos. Pero, en el contexto, estoy planteando un gobierno con un aparato de publicidad muy pero muy potente en relación con sus obras. Y eso también significó un contrapunto muy grande para las cosas que nosotros hacíamos. Mientras ordenábamos, mientras hacíamos obras para abajo, el aparato difusor evidentemente generaba coyunturas muy distintas de la visibilidad de la sociedad, entre las cosas que hacía uno y otro. Arrancamos en un momento muy difícil, con muchas complicaciones, y terminamos la gestión mucho mejor que lo que nosotros la recibimos. –¿Qué quedó por hacer en transporte? –Tomamos una decisión que ningún intendente en Córdoba ni en la Argentina tomaba desde 1994: licitar. Parece una cosa liviana, sencilla. Pero implica cambios, mover intereses. Yo avancé sin vacilaciones, y la muestra fueron los más de 50 paros que nos hizo la Unión Tranviarios Automotor (UTA), porque no quería que cambiáramos el sistema. En aquel momento salían 640 colectivos por día y llegaban 400, porque las unidades estaban destruidas. Hoy, la flota más moderna del país es la que tiene la ciudad de Córdoba: 960 colectivos que funcionan. ¿Faltan cosas? Claro, faltan cosas, y ahí tienen parte de autocrítica. ¿Frecuencias? Sí, claro. Pero si yo hago 250 obras durante cuatro años en distintos lugares de la ciudad, más la conflictividad que tiene el país en estos últimos tiempos, con cortes en las calles, con responsabilidad de hacer cumplir la Constitución por parte de la Policía, los fiscales y la Justicia de esta provincia, eso afecta las frecuencias. –Es distinta la situación en la basura, servicio que, si bien se privatizó, queda en él una enorme cantidad de empleados que dependen del municipio. Y hay cuestiones irresueltas, como la recolección diferenciada, el enterramiento sanitario y los basurales. –El intendente Ramón Bautista Mestre y el intendente Ramón Javier Mestre bajaron la cantidad de empleados. Es tan fuerte el dato que ignorarlo, para mí, es una postura absurda. Encima, hay otros servicios que incorporé: cinco parques educativos; 12 centros de salud; el servicio de protección de niños y adolescentes; cinco piletas; seis polideportivos; de 57 centros de salud que había, hoy el 100 por ciento de los 100 centros de salud tienen servicio de odontología. En relación con la basura, tomamos las decisiones que creíamos necesarias para tratar de mejorar las condiciones del servicio. Las encuestas que tenemos son buenas. Con la recolección diferenciada, hemos vuelto a la senda de Rubén Martí, que después tres intendentes dejaron de llevar adelante. El tema de la basura tiene que ver con un cambio cultural. ¿Yo soy el responsable de los 100 microbasurales que hay? Gastamos fortunas para limpiarlos. He secuestrado vehículos, metido presa gente, y todas las medidas necesarias. El próximo intendente, al ser del mismo sector político que el gobernador, tal vez cuente con el apoyo de la Policía que yo no conté. El Código de Convivencia Provincial dice que, si alguien tira o arroja basura, debe ir preso. Y yo no he visto ningún policía que haya llevado adelante esa decisión. Puse en marcha Recuperando Valor, con contenedores para recuperar vidrio, papel... Hubo cosas en las que me equivoqué, pero vamos por la buena senda. Hay otros temas que son externos a mí en cuanto a la resolución. Por ejemplo, el predio para la disposición final de los residuos. La iniciativa fue mía. Eso no se resolvió. Está en la Justicia. –¿Reivindica al Esop como una buena decisión? –Sí. Un contrato formal por ocho años se tiene que valorar. Ningún otro lo hizo. Tenemos un instrumento legal que la ciudad no tenía desde hace muchos años. Ahora podés avanzar. Antes tenías la emergencia constante. El Esop fue una decisión para ahorrar costos en impuestos. Bajó la estructura de gastos: no tiene ganancias. –¿Y por qué la dirigencia del Surrbac está toda en el Esop? –Ellos venían de Crese. Los que no estaban allí están en las empresas. No los mandamos ahí porque sea del Estado. Y, desde hace 10 días, todos los empleados del Esop tienen control de asistencia por el iris y por la huella dactilar. –¿Qué balance hace sobre los convenios urbanísticos? –Han sido una muy buena herramienta para llevar adelante prácticas y acciones que desde tiempo inmemorial se hacían en Córdoba, pero sin devolución a los vecinos. Se ha finalizado el 98 por ciento de las obras comprometidas. Hay un uno y medio por ciento en ejecución y otro medio por ciento que el gobierno que viene tiene que hacer. Nuestra gestión, entre lo hecho y lo licitado, invirtió 350 millones pesos en Bajo Grande. Ramón Mestre, intendente de Córdoba.

Leer más »

Negociación con el FMI y pacto social, las prioridades

Después de meses de expectativa, rumores, versiones y trascendidos de todo tipo, ayer finalmente se develó el misterio: el presidente electo, Alberto Fernández, confirmó quiénes serán los funcionarios de la primera línea de su gobierno, que empezará dentro de tres días. Del anuncio, que se realizó en Puerto Madero, surge que un 20 por ciento de los ministerios estarán comandados por mujeres y que la cantidad de ministerios pasará de los 10 que conforman el gobierno de Mauricio Macri a 20, con algunas carteras nuevas. El jefe de Gabinete será Santiago Cafiero, que fue el primer funcionario anunciado por Fernández. Trabajan juntos desde hace años y construyeron el Grupo Callao, el think tank del albertismo. “El jefe de Gabinete debe ser el alter ego del presidente, y Santiago lo es”, definió Fernández sobre Cafiero, nieto de Antonio Cafiero, el fallecido dirigente histórico del peronismo. Otros nombramientos en cargos de jerarquía que anunció Fernández son el del camporista Eduardo “Wado” de Pedro como ministro de Interior; y el del intendente del partido bonaerense de San Martín, Gabriel Katopodis. También el de Felipe Solá, como canciller, y el de Martín Guzmán, como ministro de Economía. “En los últimos tiempos lo he consultado mucho sobre problemas de deuda. Es una gran alegría que haya dejado Nueva York para volver a Buenos Aires”, dijo Fernández sobre el economista. María Eugenia Bielsa, exvicegobernadora de Santa Fe y hermana del excanciller Rafael y del DT Marcelo, comandará un ministerio nuevo, el de Desarrollo Territorial y Hábitat (Vivienda). Otro ministerio nuevo es el de las Mujeres, Géneros y Diversidad, que estará a cargo de Elizabeth Gómez Alcorta. La jefa de la Afip será Mercedes Marcó del Pont, que fue presidenta del Banco Central con Cristina Kirchner. Y Ginés González García volverá a ser el ministro de Salud, cargo que ocupó en la presidencia de Néstor Kirchner. De esta manera, Salud recuperará su rango ministerial, al igual que Ambiente, con Juan Cabandié; Cultura, con Tristán Bauer; Trabajo, con Claudio Moroni, y Turismo y Deportes, con Matías Lammens. Incógnitas Sin embargo, Fernández dejó en incógnito algunos cargos importantes. Entre ellos, los titulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA). Tampoco mencionó quién será el presidente de Aerolíneas Argentinas. “Lo tengo decidido pero no está resuelto cómo vamos a trabajar ese tema, por eso la persona no está aquí”, dijo el futuro presidente, consultado sobre el próximo titular de Inteligencia, durante una conferencia de prensa que ofreció después de anunciar los responsables de 32 cargos. Por otra parte, días atrás había confirmado a Marco Lavagna al frente del Indec, pero el economista y diputado saliente de Consenso Federal no participó de la presentación y no fue mencionado. En cambio, Fernández sí confirmó en la rueda de prensa que el presidente del Banco Central será Miguel Pesce, a quien tampoco había mencionado, y sobre el final dijo que Guillermo Nielsen será el presidente de YPF y Sergio Lanziani, el secretario de Energía. “Estoy muy pero muy contento con el resultado que estamos logrando, porque todos los que me acompañan han trabajado conmigo, a todos los conozco”, dijo Fernández al inicio de la presentación, y destacó la “calidad técnica de cada uno”. Por la noche, en una entrevista con el canal C5N, confirmó que el director ejecutivo de la Anses será el economista Alejandro Vanoli, otro exfuncionario del kirchnerismo. Conclusiones Con la presentación de ayer, Alberto Fernández confirmó nombramientos para un total de 37 cargos, de los cuales 25 serán varones y 12, mujeres. Aunque faltan designaciones por revelar, esto significa una representación femenina en la primera línea del gobierno del Frente de Todos del 32,4 por ciento. Sin embargo, esa representación cae cuando se toman los ministerios: 4 de los 20 serán liderados por mujeres, es decir 20%. El primer gabinete de Mauricio Macri, el de diciembre de 2015, tuvo 15,8% de ministras. De poder a poder El organigrama de Fernández estará integrado por al menos nueve diputados nacionales en funciones: además de Cabandié, Solá y De Pedro, Daniel Arroyo, que será ministro de Desarrollo Social; Luis Basterra, de Agricultura; Roberto Salvarezza, de Ciencia y Tecnología; Agustín Rossi, de Defensa; Victoria Donda, titular del Inadi, y Luana Volnovich, del Pami. También podría dejar su banca Daniel Filmus, a quien se mencionó como posible secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur. Presupuesto En la entrevista que dio por la noche a la televisión, Fernández sorprendió también al anunciar que prorrogará la vigencia del Presupuesto 2019, sancionado en 2018, para que rija durante los primeros meses de 2020, y que recién mandará el proyecto de ley suyo al Congreso en abril o mayo. El anuncio del presidente electo, realizado durante una entrevista con el canal C5N, es importante no sólo por el funcionamiento mismo del Estado nacional sino también porque el Congreso, según había hecho saber el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, tenía previsto debatir el Presupuesto 2020 en sesiones extraordinarias que iba a convocar Fernández para este mes. “El Presupuesto que mandó (el ministro de Hacienda, Sebastián Lacunza) es un disparate, de una inconsistencia formidable, no tiene nada serio en su contenido”, dijo Fernández. “Como quiero es trabajar seriamente, no quiero mentirles a los argentinos, no quiero andar haciendo presupuestos que a los 10 días de aprobados tenga que alterarlos. Voy a prorrogar el que existe y cuando esté en condiciones de armar el Presupuesto lo voy a mandar a consideración del Poder Legislativo”, concluyó. El-gabinete-nacional-001-ok_1575685139.jpg El-gabinete-nacional-002-ok_1575685198.jpg En sus marcas. El gabinete completo, listo para entrar en funciones el próximo martes. (Télam)

Leer más »

Por gestión, Schiaretti hablará con Cafiero y con De Pedro

Con la confirmación del gabinete nacional, aunque muchos de los nombres ya estaban en danza, el gobernador Juan Schiaretti apostará a reconstruir la relación con el presidente electo Alberto Fernández y a sostener un diálogo por la gestión con dos influyentes funcionarios: el futuro jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el designado ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. El gobernador maneja otras alternativas políticas de acercamiento con el cristinismo, pero en temas de gobierno, Cafiero y De Pedro son dirigentes a los que Schiaretti valora por su capacidad de diálogo. Durante la última campaña electoral y en esta transición, el gobernador tuvo algunos contactos con estos dos funcionarios muy cercanos al presidente que asumirá el próximo martes. Con “Wado” De Pedro tuvo un contacto que fue público: el 15 de septiembre pasado, cuando Schiaretti se reunió por última vez cara a cara con Alberto Fernández, el próximo ministro del Interior participó durante 20 minutos de aquel encuentro. Por aquellos días, en plena campaña por la primera vuelta electoral, ya se mencionaba al dirigente de La Cámpora para ocupar la cartera política. Su participación en aquella reunión en el hotel Holiday Inn prácticamente confirmó que iba a ser el próximo ministro del Interior si Fernández era Presidente. Anoche, Schiaretti se refirió al nuevo gabinete. “Yo no debo de opinar sobre los colaboradores que elige una autoridad elegida por el pueblo. Si reitero mi disposición a trabajar con el Presidente y todo su equipo”, dijo diplomático. En los últimos días, en conversaciones privadas, el gobernador elogió a estos dos dirigentes. Los considera “hombres de diálogo”, más allá de que vienen de distintos orígenes políticos, aunque ambos son peronistas. Cafiero es un militante que trabajó en la gestión bonaerense de Daniel Scioli. Nieto del histórico dirigente Antonio Cafiero, el próximo jefe de Gabinete también militó para Florencio Randazzo en las elecciones legislativas de 2017, cuando el exministro de Transporte enfrentó a Cristina Fernández en la interna de la provincia de Buenos Aires. De Pedro es uno de los fundadores de la agrupación La Cámpora, junto a Máximo Kirchner. Todos –incluido Schiaretti– le reconocen su capacidad de aceitar vínculos con todos los sectores del PJ, pese a ser un dirigente muy cercano a Cristina Fernández. Más allá de esta posible vía de contacto con ambos funcionarios nacionales, lo cierto es que no hay ningún ministro albertista que tenga una relación estrecha con el gobernador. Sorpresa Cuando trascendió que el economista Alejandro Vanoli se iba a hacer cargo de Anses, muchos schiarettistas vieron con preocupación esa designación, por tratarse de un hombre muy cercano a Cristina Fernández. Sin embargo, el gobernador sorprendió a sus íntimos con un elogio hacia el futuro funcionario nacional con el cual la Provincia deberá negociar desembolsos nacionales para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones. “Es una buena noticia que Vanoli vaya a Anses. Es un economista con quien se puede hablar de números. Eso me deja tranquilo. Peor hubiera sido un dirigente político puro”, sorprendió el mandatario provincial. Distanciamiento La relación con Alberto Fernández hoy está fría. Los funcionarios más cercanos a Schiaretti aseguran que el gobernador no se molestó por las últimas críticas del presidente electo. Los schiarettistas dicen que el mandatario provincial lo conoce a Fernández desde hace mucho tiempo y trató de desdramatizar sus punzantes definiciones políticas sobre Córdoba. “El Alberto es así. Hay que conocerlo y no enojarse. Creo que nunca va a rechazar la posibilidad del diálogo”, habría comentado Schiaretti en su entorno, luego de que Fernández dijera que el gobernador “oculta” su peronismo. El último contacto entre Schiaretti y Fernández fue aquella reunión de septiembre pasado en la que no faltaron momentos ásperos. Aunque ambos la calificaron de “sincera”. La ausencia de diálogo en los últimos días, aunque sea telefónico, marca el distanciamiento que existe entre el presidente electo y el gobernador. Marcos Bovo: En Comunicación Un exaccastellista será el vocero del gobernador. Marcos Bovo será el próximo secretario de Comunicación de Córdoba. En la práctica, se convertirá en el vocero del gobernador Juan Schiaretti. El dirigente radicado en Villa María (nació en Monte Buey) es licenciado en Comunicación Social y fue un estrecho colaborador de Eduardo Accastello durante sus dos mandatos como intendente de Villa María. Actualmente, es vocal de la Agencia Córdoba Cultura, junto a Nora Bedano, ya que luego de distanciarse de Accastello trabaja con el intendente Martín Gill. Sin diálogo. El gobernador Schiaretti no habló con Alberto Fernández después de las elecciones. (La Voz/ Archivo)

Leer más »

Macri rescató sus logros, hizo poca autocrítica y se proclamó líder opositor

En una cadena nacional editada de 39 minutos, el presidente saliente Mauricio Macri se despidió ayer de los argentinos y rescató logros de su gobierno, habló muy poco del fuerte incremento de la pobreza al 40,8 por ciento de la población y se proclamó como líder de una oposición dialoguista. Macri reconoció que hubo errores de gestión e indicó que intentó corregirlos. Opinó que deja un país mejor preparado para crecer, respecto de aquel de 2015, en el cual el mandato de Alberto Fernández podrá “apoyarse” y “construir”. “Me alegra que hoy seamos más tolerantes y respetuosos con los que piensan distinto. Ser presidente fue un honor. Hoy no hay lugar para líderes mesiánicos”, dijo. El discurso se focalizó en contrastar lo que deja con la herencia de Cristina Fernández. Macri aseguró que gran parte de sus malos resultados económicos tienen que ver con esa debilidad heredada. Pero admitió: “Hubo dificultades que no pudimos resolver”. También planteó algunos logros. “Hemos valorado nuestras instituciones, nuestra Justicia es más independiente y la prensa es más libre. Estamos más seguros frente al delito y al narcotráfico. Y la política es más decente”, consideró esbozando una leve sonrisa. Según el jefe de Estado, esos logros y que por primera vez en 100 años un gobierno no peronista y con minoría en el Congreso haya terminado su mandato, configuraron un “avance para la democracia”, sobre todo en un contexto “delicado” para América latina. Lamentó asimismo que no hayan “llegado a tiempo” los resultados de las reformas económicas que él propuso. “Lamento que no nos hayamos podido recuperar de la crisis que comenzó hace un año y medio”, dijo sobre el estallido financiero de abril/mayo de 2018. “No me voy satisfecho con cuánto creció la economía en mi mandato o cuáles fueron los resultados de nuestra lucha contra la inflación y la pobreza. Durante dos años tuvimos éxito. Pero nos pusimos nosotros mismos en una situación demasiado frágil”, señaló el jefe de Estado saliente. Sostuvo que la sequía de 2018 y el fin del financiamiento externo oficiaron como un combo letal para las variables más sensibles, lo que llevó a la Argentina a una crisis de la que no pudo recuperarse. Y por la profundización de esa crisis, volvió a responsabilizar al resultado electoral del 11 de agosto. “A mediados de este año parecía que estábamos dando la curva: la inflación había bajado durante cuatro meses, la economía comenzaba a despertarse, pero vinieron los resultados de las Paso”, opinó. Y se quejó porque según Macri eso generó un nuevo salto en el dólar, cuyo precio se multiplicó por seis en cuatro años. Consideró que eso ocurrió por el miedo de millones de argentinos que salieron a vender sus pesos. “Ese miedo al futuro y la falta de un esquema macroeconómico lo suficientemente sólido nos hicieron retroceder varios casilleros”, enfatizó. Seis ejes Macri planteó la cadena nacional sobre la base de seis objetivos que, según dijo, se propuso en 2015 y sobre los cuales logró “avances muy importantes”. Destacó así que se mejoró la cultura del poder y la calidad democrática; resolvió el vínculo con el mundo; combatió el narcotráfico y la inseguridad; impulsó el desarrollo humano “más allá de la asistencia”; recuperó la energía e infraestructura; y corrigió los desequilibrios macroeconómicos. Si bien ofreció un balance, su mensaje estuvo cargado de diferenciación política con quienes lo precedieron y que ahora serán protagonistas en el Gobierno de los Fernández. Y la palabra elegida para remarcar ese contraste fue “corrupción”, mencionada en al menos cinco ocasiones. Según Macri, su administración se esforzó por avanzar con transparencia, sin corrupción y con precios más bajos para el Estado en la ejecución de obras, “después de una década de corrupción y sobreprecios” que hoy tiene en el banquillo de los acusados a la propia ex jefa de Estado y vicepresidenta electa, Cristina Fernández. Si bien consideró que siempre habrá “pillos y ladrones, en todos los gobiernos”, dijo que con el Estado que deja es mucho más difícil robar. “Es un Estado más eficaz, con información pública y estadísticas confiables. Todo queda registrado”, señaló. También dijo que la relación entre la Nación y las provincias mejoró. “Entregamos fondos a todas las provincias aunque los gobernadores fueran de otros partidos”, sostuvo. Ahora, expresó, los gobernadores ya no dependen de la “chequera nacional”. El 50 por ciento de los recursos van a las provincias cuando en 2015 eran el 40 por ciento. Líder opositor Al finalizar, Macri dijo que él “jamás haría algo para entorpecer” la gestión de Fernández. Y al pararse como líder de la oposición, expresó: “Hoy hay una alternativa sana de poder en la Argentina. Vamos a seguir juntos con una presencia sólida en el Congreso. No tengo intención de poner trabas a propuestas sensatas y transparentes”. Hagamos entre todos que el esfuerzo de estos cuatro años valga la pena”. Qué dijo sobre su gestión en Córdoba Durante su mensaje, Mauricio Macri realizó tres alusiones directas a Córdoba y, por otra parte, en las imágenes de video aparecieron obras o políticas que alcanzaron también a la provincia. Las puntualizaciones concretas estuvieron vinculadas con el funcionamiento del hub distribuidor de vuelos del Aeropuerto Internacional de Córdoba; la recuperación operativa de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea) y el Parque Nacional de Traslasierra. “La cantidad de pasajeros que no tienen que pasar por Buenos Aires se multiplicó por dos y medio. El hub de Córdoba, por ejemplo, pasó de tener 17 conexiones a 30”, indicó Macri. Sobre Fadea, recordó que en 2015 esa planta “estaba parada, había producido el último avión en 2008. Sus empleados iban a la planta pero no tenían tarea. Ahora está en plena actividad, lleva entregados cinco aviones Pampa, hace mantenimientos para aerolíneas comerciales y tiene récord de clientes por fuera del Estado”, dijo. Como fondo de mensaje, en los distintos ejes planteados, el Presidente que concluye su mandato mostró imágenes de la recuperación de la Central Nuclear de Embalse, la autovía sobre la ruta 36, el frente del Pami en Río Cuarto y también se lo vio con el gobernador Juan Schiaretti en ocasión de la deliberación de la Mesa Automotriz y Autopartista, en esta Capital. Los 6 ejes: El discurso de Macri El Presidente dividió la cadena nacional en seis. Infraestructura y energía. Habló del peso de las tarifas, los cortes de luz, autopistas y aeropuertos. Cultura del poder y calidad democrática. Corrupción, distribución de recursos a las provincias y del Indec. Desarrollo humano. Habló de los planes, las coberturas sociales, la AUH, género, Pami y aborto. Economía. El eje más extenso, donde explicó por qué falló su plan económico y lo que deja. La relación con el mundo. Mencionó al Mercosur, condenó a Venezuela y recordó la reunión del G-20. Seguridad y narcotráfico. Repasó estadísticas sobre seguridad y secuestro de drogas. Cadena. Ayer, Macri utilizó por primera vez la cadena nacional y habló durante 39 minutos. (Presidencia)

Leer más »

UCA: la pobreza llega al 40,8%, récord de la década

El último dato social que se conoce durante la presidencia de Mauricio Macri no es nada alentador. Según el tradicional informe que publica la Universidad Católica Argentina (UCA), la pobreza trepó en el país hasta el 40,8 por ciento y afecta a más de 16 millones de personas que viven en centros urbanos. De ese total, 3,6 millones son indigentes (8,9 por ciento). Los datos del Observatorio de la Deuda Social, como se denomina el estudio, son los más altos desde 2010, cuando se inició la medición. En comparación, el último informe del Indec, que corresponde al primer semestre de este año, dice que la pobreza se ubicó en el 35,4 por ciento de la población; y la indigencia, en el 7,7 por ciento. Sin embargo, teniendo en cuenta que el salario real se siguió deteriorando en los últimos meses producto de la profundización de la crisis, cuando se den a conocer los números del semestre actual, la situación se habría deteriorado, acercándose a los datos de la UCA. Esa información oficial se conocerá en marzo de 2020. Volviendo al informe de la UCA, en un año, la pobreza creció casi siete puntos porcentuales, ya que en el tercer trimestre de 2018 afectaba al 33,6 por ciento de la población urbana. En cantidad de personas: en 12 meses, unos 2,6 millones de argentinos cayeron debajo de la línea de pobreza y sus ingresos no les alcanzan para cubrir los gastos de la canasta básica total. Cotejando con diciembre de 2015, cuando Cambiemos se hizo cargo del Gobierno nacional, y siempre según el informe de la UCA, la pobreza aumentó 10,8 puntos porcentuales. En ese momento, marcaba que el 30 por ciento de los argentinos que vivían en centros urbanos eran pobres. Analizando por grupos de edad, el dato más alarmante se encuentra en los jóvenes menores de 17 años. En esa franja, el 59,5 por ciento vive debajo de la línea, reflejando “una persistente infantilización de la pobreza en la Argentina urbana”, dice la investigación. Es un aumento de 13,4 puntos porcentuales respecto de la medición de 2015, cuando marcaba el 46,1 por ciento. El estudio de la UCA se sustenta en la comparación entre ingresos y gastos, pero también mide datos multidimensionales como la alimentación, salud, servicios básicos, vivienda y educación, entre otros. Se realiza sobre 5.800 casos de poblaciones urbanas superiores a los 80 mil habitantes en la Argentina. El informe detalla que “la pobreza afecta con más intensidad a los segmentos sociales de trabajadores marginales y el de obreros y empleados, así como a los hogares del conurbano bonaerense”. La UCA dice que la pobreza se viene incrementando de manera significativa desde 2013-2014 y que alcanzó en el tercer trimestre de 2019 el 66,4 por ciento para los trabajadores “en negro”; el 51,8 por ciento para los obreros y empleados; y el 51,1 por ciento de los que habitan en el Gran Buenos Aires. “La incapacidad de alcanzar la canasta básica total en el conurbano bonaerense es mayor en comparación con el resto de las regiones urbanas”, dice el estudio. La investigación explica también que en 2019, más de tres de cada 10 hogares percibió algún tipo de programa social, y que esto se incrementó en relación con 2018. Esto deja en evidencia la magnitud de la crisis, cuyas consecuencias no pudieron frenarse sumando asistencia. “Si bien se considera necesaria la ampliación de las políticas de transferencia de ingresos y asistencia alimentaria, las mismas no resuelven los problemas estructurales”, dice. Menores de 17: el 59,5% vive en hogares pobres La pobreza afecta mucho más a los más jóvenes. 51,8% Según el Observatorio de la UCA, el grupo de los obreros y empleados se vio muy golpeado en los últimos dos años. Pasaron del 35,1% de nivel de pobreza en 2017, al 51,8% en 2019. 51,1% El conurbano bonaerense es la región en que más creció la pobreza entre 2017 y 2019. Pasó de 36,1% a 51,1% en dos años. Los segmentos menos afectados: los niveles altos y medios profesionales. 06-12-2019-evolucion-pobreza-argentina-pais-WEB_1575595887.jpg En aumento. La pobreza y la indigencia aumentaron significativamente con la crisis económica. (José Hernández)

Leer más »